Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Kira, la nueva de la casa
Ayer a las 10:02 pm por zabalita

» CAMADA SUEÑOS DE ZAHORA
Dom Ago 19, 2018 8:48 am por Huertas

» NALA, nuestra perrita ya esta en casa
Vie Ago 17, 2018 4:45 pm por Gineses

» Hernia discal cervical post op
Vie Ago 17, 2018 9:41 am por cocio

» glándula lacrimal afuera
Jue Ago 16, 2018 7:15 am por Patricia Siegrist

» Y ahora llega Baku! --- ❤ Balder, siempre con nosotros ❤
Mar Ago 14, 2018 9:23 am por cocio

» Encinas con manchas.
Mar Ago 14, 2018 9:17 am por cocio

» Soy Sira. Fotos de su evolución.
Lun Ago 13, 2018 10:39 am por Angeles

» Eukanuba puppy perros grandes.
Lun Ago 13, 2018 10:31 am por Angeles

» Pienso WOLFSBLUT
Lun Ago 13, 2018 10:28 am por cocio

» Pienso, como es?
Dom Ago 12, 2018 10:12 am por Gineses

» Hormigas... arrgg
Vie Ago 10, 2018 5:19 pm por Angeles

» CÁNCER DE PÁNCREAS - INSULINOMA
Vie Ago 10, 2018 10:23 am por cocio

» futuro compañero de aventuras
Jue Ago 09, 2018 9:22 am por cocio

» LLORA CUANDO NOS VAMOS A TRABAJAR
Lun Ago 06, 2018 4:53 pm por Angeles

» Os presento a Blas
Lun Jul 30, 2018 2:45 pm por natttalial96

» Que pienso compro....
Lun Jul 30, 2018 2:40 pm por natttalial96

» QUE PIENSO ES MEJOR. TASTE O WOLFSBLUT
Lun Jul 30, 2018 2:38 pm por natttalial96

» Apoquel ... tengo muchísimas dudas
Lun Jul 30, 2018 2:35 pm por natttalial96

» DESINFLAMATORIOS Y CACAS
Vie Jul 27, 2018 10:21 am por cocio

Mejores posteadores
cocio (12625)
 
zabalita (8518)
 
Blade (5065)
 
frankxute_87 (2840)
 
Angeles (2540)
 
Sweet Obsession (2386)
 
lrene (2296)
 
fran-ortu (2057)
 
renesme (1958)
 
Chispa (1833)
 

Los posteadores más activos del mes
Gineses
 
cocio
 
Angeles
 
zabalita
 
Nuria88
 
Huertas
 
ZAHORO
 
Patricia Siegrist
 
raulcelica
 
53770425
 

Agosto 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario


Uñas demasiado gastadas

Ir abajo

Uñas demasiado gastadas

Mensaje  inyourshadow el Dom Ene 05, 2014 7:09 pm

Nora tiene las uñas delanteras demasiado gastadas, pero una en espacial la tiene demasiado corta, de hecho, anoche le sangró, ella no se queja ni nada, pero tiene la uña que vamos.. cortísima, tendré que llevarle al vete, mejor prevenir que curar, pero hasta entonces, me gustaría preguntaros que puedo hacer.. todo el mundo me dice que no me preocupe pero a mi me da muchísima cosa...que puedo hacer? se la he curado con vetadine (no se si he hecho bien) pero no sé que hacer.. porque como siga sacándola creo que no le va a crecer la uña.. y la tiene bastante mal, si necesitais fotos os pongo, pero vamos ya os digo.. la tiene que se ve hasta un agujerito por donde pasa el nervio.. estoy asustada  Crying or Very sad


Última edición por inyourshadow el Lun Ene 06, 2014 6:56 pm, editado 1 vez
avatar
inyourshadow
Adict@ al Frenchie
Adict@ al Frenchie

Mensajes : 786

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  zabalita el Lun Ene 06, 2014 12:00 am

Pues tendrás que llevarla al vete a ver qué le pasa. El betadine has hecho bien, lo único que hay que dárselo diluído en agua, y para la siguiente mejor cristalmina. A la mía le pasa eso porque ha tenido hernia discal y al apoyar peor las patitas se le gastan mucho las uñas de las patas traseras y acaban sangrando y además le duele.
Nuestra solución ha sido además de desinfectar cuando le ha pasado, sacarla a andar con las patitas vendadas con esas vendas que se pegan sobre si mismas, y no se pegan al pelo. Y ya le están creciendo y todo. Lo único vendarla hasta debajo del codo para que no le escape y sin apretar mucho que alguna vez se le han dormido las patitas  affraid
avatar
zabalita
Usuari@ Veteran@
Usuari@ Veteran@

Mensajes : 8518

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  inyourshadow el Lun Ene 06, 2014 12:10 am

A Nora se le desgastan las patas de delante, no sé si será de tanto tirar con la correa.. pero las tiene cortísimas, parece que van a desaparecer de un momento a otro, donde compras esas vendas? imagino que hasta que le crezcan un poco no debería darle paseos mas largos de lo necesario no?  Sad  Sad  ay ya empezamos con las cosillas.. pobrecita cuando se lo he visto casi me da algo!
avatar
inyourshadow
Adict@ al Frenchie
Adict@ al Frenchie

Mensajes : 786

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  zabalita el Lun Ene 06, 2014 12:21 am

Si le pasa en las delanteras igual es que es megabruta tirando, las vendas se compran en la farmacia, valen 2,95 y no duran nada pero bueno. Te pongo foto;


Si le compras no le cojas la mas ancha que es un despropósito. Venda elástica cohesiva pone que se dice. Qué pena las uñitas, me la como por burrota.
avatar
zabalita
Usuari@ Veteran@
Usuari@ Veteran@

Mensajes : 8518

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  inyourshadow el Lun Ene 06, 2014 12:24 am

yo creo que si, que es porque es una bruta! no para de tirar, da igual arnés que collar que perico de los palotes, si ve otro perrito olvídate, que se olvida de que eres mami, solo quiere jugar! jajaja y claro, también se hincha a correr cuando la saco de paseo, se lo pasa pipa!
y con la venda, le vendas toda la patita hasta el codo? veremos a ver la pobre.. creo que se lo haré en las dos de delante, porque la otra pata va por el mismo camino..
muchísimas gracias guapa!  Smile  estaba super atacada, y mas siendo mañana fiesta que no la puedo llevar al vete
avatar
inyourshadow
Adict@ al Frenchie
Adict@ al Frenchie

Mensajes : 786

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  zabalita el Lun Ene 06, 2014 12:55 am

Pues si le pillas el punto te apañas bien, con eso la nuestra es con lo que mejor anda, y si encuentras una farmacia de guardia que ya habrá, por lo menos....si es que le tiene que doler ¡¡la Nora es una fuerza de la naturaleza!!
avatar
zabalita
Usuari@ Veteran@
Usuari@ Veteran@

Mensajes : 8518

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  cocio el Lun Ene 06, 2014 12:11 pm

Sin duda el mejor remedio es educarla, si tú sola no lo consigues deberías buscar ayuda y llevarla a algún curso de cachorros. Te subo algún truquillo por si te ayuda:

¿POR QUÉ TIRAN LOS PERROS DE LA CORREA?
Tirar de la correa es un problema muy frecuente con el que se encuentran muchos propietarios. Si el perro además es un ejemplar de cierto tamaño, el problema puede llegar incluso a afectar a la salud física (lesiones en hombros y espalda) y mental (paseos tensos y cada vez más desagradables que no animan precisamente a salir a la calle) del dueño.

Hay en el saber popular muchos comentarios breves sobre soluciones rápidas para este problema. Sin embargo, rara vez funcionan, con lo que el propietario piensa que su perro es especialmente rebelde, terco o duro, o simplemente demasiado tonto para entender lo que se espera de él, y tira la toalla.

En realidad, el problema no es el perro, sino el modo de afrontar la situación: el no comprender realmente porqué nuestro perro tira, y tratar de seguir consejos "mágicos" que no atacan la raíz de la situación y que se aplican sin comprensión de lo que se está haciendo, conduce a menudo al fracaso inmediato, lo que unido a la tensión de los paseos y a la frustración del dueño ante la total falta de control sobre su perro llevan a dejar las cosas como están, asumiendo que el perro "es así". Por otro lado, cabe mencionar que a menudo el perro que tira de la correa tiene también problemas en otros ámbitos de la convivencia, pero el dueño suele mencionar solo ése por resultar quizá el más difícil de manejar o el que le da más quebraderos de cabeza. Si nos planteamos seriamente arreglar el que el perro tire de la correa, sería ideal que repasáramos también el resto del día a día con nuestro perro, para llevar a cabo un "cambio radical" que beneficiará a perro y dueño por igual. A menudo la resolución de ciertos problemas aparentemente no relacionados mejoran o directamente corrigen otras alteraciones a las que no se les prestó interés.

Así que lo primero que hay que hacer para corregir a un perro que tira de la correa, es entender porqué lo hace. Debemos tener la mente abierta y huir de prejuicios como "tira porque es un perro de trineo". Si fuese solo por eso, los cocker, golden retriever y labrador retriever (perros de  caza), por citar algunos "tiradores" habituales, no deberían tirar, y sin embargo son razas a las que se ve a menudo remolcando con entusiasmo a sus dueños por la calle. O cosas como "es tonto, ya he probado de todo y aunque se ahoga, cada vez tira más". No hay perros tontos. Ni siquiera malos alumnos. El perro, sea de la raza que sea y del tamaño que sea, sigue ciertas leyes de aprendizaje, al igual que nosotros. Si no las conocemos, sencillamente no podemos usarlas  a nuestro favor, pero seguirán actuando sobre nuestro compañero.

A) RAZONES

Así que nuestro perro tira por algo, veamos las posibles causas:

1- Exceso de energía: es la causa principal. Las razas que con más frecuencia tiran, suelen pertenecer a animales seleccionados para el trabajo duro. Tienen cuerpo y espíritu para trabajar enérgicamente durante horas y horas toda su vida. Pero casi nunca lo hacen, tan solo se destinan a compañía, y generalmente no se les proporciona ni de lejos el suficiente ejercicio físico y estimulación mental para liberar a diario toda esa energía. En consecuencia, le dan salida como buenamente pueden (fuente de problemas en casa: destrucción, vocalizaciones....), y cuando por fin tienen acceso al ejercicio, desbordan entusiasmo y todo su afán es avanzar lo más lejos y rápido posible. Cuando además son razas grandes, no tienen demasiado obstáculo con ese "lastre" que cuelga de su cuello. El husky es una de las razas más activas que hay, así que por eso es un tirador habitual. Otras razas como los perros de caza (que viven como perros de compañía), tipo golden/labrador, cocker, braco, etc., y los terrier, también tienen grandes requerimientos de energía. Si poseemos una raza de trabajo, tendremos que "trabajar". Necesitan ejercicio constante y diario, sino, estamos tratando de detener una tromba de agua con un vaso de plástico: se nos llevará por delante.

2- Aprendizaje
: los perros aprenden a tirar. Y a no tirar, también. La gran mayoría (sino todos) los perros que tiran de la correa hasta casi perder el sentido han sido educados (inconscientemente) por sus propietarios para presentar este comportamiento. Saber el cómo se puede llegar a ésto nos permite prevenir el problema desde el primer día. Si el problema ya está firmemente asentado, entender qué ha pasado ayuda a buscar soluciones prácticas y a tener la paciencia suficiente para lograr resultados gradualmente, en lugar de tirar la toalla por no ver avances en diez minutos. El cachorro que llega a casa es un animal curioso y vital que quiere investigarlo todo. Cuando le sacamos a la calle, con su collarcito y su correa (a menudo corta), y echa a andar decidido hacia delante, le seguimos sin prestar mucha atención a lo que pasa entre su cuello y nuestra mano. La pasividad en el extremo que nos toca de la correa es la razón número uno por la cual los perros aprenden a tirar, y la misma pasividad después es la que impide que haya avances en la corrección del problema. En cuanto el pequeño toma confianza, empieza a aumentar la velocidad. Anda y se para cada poco a oler y mirar cosas, y luego vuelve a andar de nuevo. El dueño, simplemente, se deja llevar. Al fin y al cabo, es pequeño, no tiene fuerza, no nos preocupa. Pero sin percatarnos, el cachorrín tensa con frecuencia la correa en su avance. Una tensión leve, apenas perceptible, pero que ejerce una leve presión sobre su cuello. Y eso él sí lo nota.  Pero nada le impide continuar adelante, así que sigue avanzando. Esta secuencia de avance constante y tensión suave se repite día tras día, semana tras semana, con lo que se afianza la respuesta "tensión de correa = avance". Si sabemos que los perros realizan aquellos comportamientos que les reportan beneficios, y entendemos que "avanzar en la calle" es un beneficio más que interesante, y sabemos también que aquellos comportamientos que dan resultado tienden a repetirse cada vez con más frecuencia e intensidad, ya podemos ver por dónde van los tiros. Nuestro cachorro está poniendo las bases para tirar de la correa, y nosotros..... le seguimos.
Han pasado algunos meses, y el pequeño ya no es tan pequeño. Ahora va más deprisa y con más energía y entusiasmo que antes. Eso nos obliga a apretar el paso, pero aun así, la correa se va tensando cada vez más. No importa. Ya hemos afianzado bien el patrón "tirar = premio", y el cachorro podrá soportar algún pequeño impedimento (inconsciente) por parte del dueño, que trata de tensar la correa en dirección contraria para que el cachorro no vaya tan rápido, pero que solo tensa, no se detiene. De modo que el cachorro nota más tensión, pero sigue pudiendo avanzar. Y eso hace. Con este paso, asentamos definitivamente el ejercicio.
Ahora nuestro cachorro ya tiene 8-10 meses. Lleva toda su vida tirando de modo gradual de la correa, pero ahora casi corre, y tiene una fuerza de mil demonios. Intentamos imponer un poco de control por la fuerza, pues apenas podemos tenernos en pie cuando camina. Más tensión en sentido contrario, y unos cuantos tirones bruscos del collar.... que parecen detenerlo unos segundos. Pero no sirven, el perro de pronto parece tirar con más fuerza que antes. Y si pensamos "pues ya no andas" y nos detenemos por completo, nuestro amigo planta las 4 patas con fuerza en el suelo, toma impulso.... y tira con todas sus fuerzas. Y nosotros, bien por no verlo venir, bien porque obviamente no somos tan fuertes, cedemos. Con cada intento de controlar al perro que falla y con cada ocasión en que el perro intensifica el comportamiento y nosotros cedemos AFIANZAMOS AUN MÁS LA CONDUCTA. Y lo que es peor, acabamos de introducir la "resistencia a la extinción", o para entendernos, nuestros tímidos intentos de bloquear el comportamiento han confirmado al perro que lo que tiene que hacer para lograr su objetivo es probar de nuevo, pero con más ganas. Cuando nuestro perro tiene más de un año y ha pasado por este proceso, se ha convertido en una locomotora peluda. Enhorabuena, llevas un año trabajando un ejercicio complejo (aprender a tirar lleva tiempo y práctica y un buen control de la pauta "refuerzo/tensión"), y ahora es prácticamente imparable. Por muchos tirones, obstáculos o fuerza que apliques, el perro ha entendido que solo tiene que insistir aun más para alcanzar el premio. Hemos aplicado las leyes del aprendizaje punto por punto, y éste es el resultado.

 
3- Equilibrio de fuerzas
: ésto es una cuestión de física y funciona con muchos animales (y cosas). Si se aplica una fuerza en determinado sentido sobre el cuerpo de un animal, éste intentará ejercer una fuerza similar y en sentido contrario para mantener el equilibrio. Aplicado en este contexto, supone que cuando el perro recibe tensión (horizontal y homogénea) sobre el cuello (o pecho, si lleva arnés) de modo constante, compensa esa tensión tirando con igual fuerza pero en sentido contrario (hacia delante). Es decir, carga su peso sobre la fuerza de tensión. Y cuanto mayor es esa fuerza (nosotros tirando hacia atrás), más tira él hacia delante para compensar.
Esta razón es la que remata la faena, la que añade la guinda al exceso de energía y el aprendizaje, entorpeciendo aun más cualquier intento de control por nuestra parte a base de tirar más en sentido contrario al del avance del perro.
Un detalle curioso que resulta de la aplicación de estas tres razones, es lo que ocurre cuando queremos que nuestro husky de un año, que tira del collar como si le fuera la vida en ello, tire de un arnés atado a una bicicleta: colocamos la bici, le ponemos un arnés de tiro, le amarramos al manillar, le animamos a correr, da un salto hacia delante.... y de pronto se sienta y no anda. Damos unas pedaladas, le animamos de nuevo, y sí, parece que camina, pero en el caso de que llegue a adelantar la bicicleta, mantiene la cuerda floja, y no tira en absoluto. Interesante, verdad? Al actuar así, movidos por la impaciencia y pasando por algo las leyes del aprendizaje, hemos logrado el efecto totalmente contrario al deseado (de nuevo). Lo primero, no hemos hecho un aprendizaje paulatino de introducción de tensiones (damos por sentado que como ya tira....). Lo segundo, hemos cambiado por completo los puntos de apoyo de las fuerzas (que en un arnés de tiro se concentran en la parte central y baja del pecho y se distribuyen por los costados y el lomo. El punto de tracción además se sitúa en la base del rabo, no en el cuello). Eso requiere un nuevo aprendizaje para ser tolerado sin resistencias. Y finalmente hemos bloqueado de modo radical el primer avance (castigando el tirar en ese contexto y con ese tipo de amarre). Con lo cual cuando el perro por fin anda, modera el paso para no tensar la cuerda, y en cuanto empieza a notar tensión, o bien afloja el paso, o bien se sienta. Y cuando queremos que tire..... no lo hace.

B) SOLUCIONES

Ahora que tenemos una perspectiva clara de lo que está ocurriendo, es hora de planificar una estrategia para corregir el problema. Podemos trabajar actuando sobre los tres factores de modo coordinado y simultáneo, para obtener los mejores resultados posibles, sabiendo lo que hacemos y porqué lo hacemos. Si solo actuamos sobre un factor, es más que probable que el resultado sea mediocre o directamente nulo. Los taburetes con dos patas apenas se sostienen, y si te sientas en ellos, se caen. Hay que actuar sobre los tres pilares, adaptándonos a las circunstancias concretas de nuestro perro.

1- Ejercicio: fundamental e imprescindible. Los perros necesitan pasear. No solo para hacer pis, lo necesitan para quemar energía, para relacionarse con el entorno, para recibir estímulos visuales, auditivos y olorosos a diario. El ejercicio regular libera endorfinas (la morfina natural), con lo que relaja y produce placer. La estimulación del entorno mantiene la mente activa y equilibrada. El perro tiene que hacer ejercicio, y no solo para no tirar de la correa.
Si además es una raza especialmente activa, más ejercicio, sobre todo en perros jóvenes. Para un husky, tres o cuatro horas diarias CAMINANDO. Salir una hora, pero estar 45 minutos sentado en un banco, no es hacer ejercicio. Si crees que es mucho, piensa que tu perro puede hacer mucho más. Ese tiempo es el necesario para cubrir sus necesidades, no para agotarlo. Algo así como distinguir entre comer para cubrir nuestras necesidades nutricionales, y atracarse de comida. Organiza tu día  a día. Apaga la tele. Deja de ir de bares. Duerme un poco menos. Establece prioridades en casa, habrá cosas que se puedan dejar para el fin de semana, y así sacar algo más para el perro entre semana. Contrata a un paseador. Pide ayuda a familiares o amigos, o incluso a algún vecino. Si eres sincero contigo mismo y de verdad NO puedes, has elegido mal, lo que no puedes es tener perro, ya que no te resulta posible cubrir una de sus principales necesidades (no se trataba solo de darle de comer, de beber y llevarle a hacer pis, hay más cosas que son insustituibles). Búscale un nuevo hogar donde puedan realmente ocuparse de él. Le harás un favor.
Cosas que se pueden hacer. Compra una cinta andadora. No sustituye al paseo, solo lo complementa. La cinta obliga al perro a caminar de modo constante. Eso sí, necesita vigilancia para que no se haga daño, y un aprendizaje previo. El jardín, por grande que sea, no vale. El perro no andará en círculos porque sí (si lo hace, está trastornado, como los animales salvajes en jaulas). La cinta es insuficiente porque no aporta estímulos, solo obliga a mover las patas (es parecido a correr en círculos, solo que el perro no lo hará si no se le empuja a ello). Sirve para ayudarnos a gastar energía, no para evitarnos las salidas. Es un complemento.
Saca la bici del trastero. Esa herramienta sí es útil. Si quieres que el perro tire, necesita un aprendizaje previo. Y hay que cumplir algunas condiciones, como evitar temperaturas superiores a 15 º y los suelos abrasivos (asfalto, cemento....). Si te vale con que camine al lado, entonces solo hay que dar pedales de modo constante y ser un poco hábil para mantener las distancias. A un ritmo normal, en llano, irás a unos 15 km/hora. A pie a buen paso, son unos 4 kms./hora. A igualdad de tiempo de paseo, triplicas la distancia recorrida.
Se puede hacer también con patines, pero es bastante peligroso. Hay que saber patinar bien, y educar primero al perro para tener un buen control sobre su conducta. Pero es otra opción a considerar. Lo mismo con un monopatín.
Haz footing. Se puede amarrar al perro a la cintura (hay cinturones especiales para eso) y animarlo, bien que corra con nosotros, bien que tire de nosotros (con arnés de tiro). Eso es el canicross. Media hora corriendo juntos al día podría canjearse por una hora de andar.
Conseguir repartir el trabajo entre varias personas es otra opción. Familiares, amigos, paseadores profesionales, incluso algún vecino. Claro que si el perro tira mucho, primero hay que modificar esa conducta, o pronto nos quedaremos sin nadie dispuesto a ayudar, y con razón.

2- Aprendizaje
: es hora de cambiar las normas del juego. Nuestro perro ha aprendido a tirar, y no nos gusta. Pues expliquémosle que hemos cambiado las reglas y que ahora tirar NO FUNCIONA. Que tiene que probar otra cosa para alcanzar el objetivo (avanzar). Requiere tiempo, paciencia, constancia y una dedicación activa por nuestra parte. La pasividad nos llevó a la situación actual, si queremos recuperar el control, tenemos que hacer algo. Hay herramientas que nos facilitarán la labor, pues sin ellas re-educar a un perro que lleve varios años tirando y pesa 25 o 30 kilos puede ser una misión imposible. Hablo de ellas en el siguiente punto.
Comencemos por cansar al perro. La bici es la opción ideal. Así le tendremos receptivo, sin tantos deseos de avanzar y más atento a nosotros que a lo que tiene delante. Le ponemos collar (o la herramienta que vayamos a utilizar) y correa, de dos o tres metros y mejor de material ligero, no de metal. Las extensibles en un perro que tira nos darán problemas. Echamos a andar con decisión, por un camino tranquilo, sin animales, personas u otros perros. Evitemos ponernos el listón muy alto con distracciones. Mejor si el sitio no es nuevo para nuestro perro, o le podrán las ganas de explorar. En cuanto tense la correa, actuaremos en función de la herramienta elegida. Si no vamos a usar ninguna, basta con detenerse, llamar la atención del perro hacia nosotros (unas palmadas en el muslo, por ejemplo), y en cuanto se vuelva y veamos la correa relajada, le felicitamos con entusiasmo y le damos una golosina. Además, le permitiremos volver a avanzar. Repetir la secuencia unas cuantas veces. Al haber salido primero a cansar al perro, podemos ver esto como un ejercicio de adiestramiento, no como un paseo. No tendremos prisa y no vamos a ningún sitio en concreto. Cada vez que la correa esté a punto de tensarse, nos detendremos y daremos una llamada de atención a nuestro perro. Cada vez que se vuelva y/o destense la correa, le felicitamos y premiamos (al principio va bien usar golosinas para lograr mayor atención hacia lo que le estamos explicando y hacia nosotros -si nos mira no puede tirar-. Conforme pasa el tiempo, el premio "avanzar" es más que suficiente). No permitamos en ningún momento que la tensión y el avance se den de modo simultáneo.
Otra variante de este proceso sería mandar sentarse al perro (para ésto debe conocer a fondo esta orden) en cuanto haya una ligera tensión en la correa. Quizá tenga que sentarse 35 veces en 50 metros. Bueno. No hay prisa. Si cada vez que la correa se tensa, mandas sentar, y si no se sienta no hay avance (= premio), en unas cuantas repeticiones empezará a anticipar: al notar tensión, se sentará sin decirle nada, y si lo hace, no puede tirar. Empieza a estar bajo tu control.
Y otra más. Elegir un sonido para "penalizar", como "mal", "ooohhhh", "vayaaa". Usar un tono de pena, no de enfado. En cuanto la correa se tense, decir el sonido, y dar la vuelta hasta el punto en que aun no tensaba la correa. Y volver a recorrer el mismo tramo. Es un castigo: "cada vez que tenses la correa, repetimos el mismo trozo de camino". Y por lo tanto, no se avanza. Le llevará un rato entender de qué va el tema, pero establecerá una asociación en cuanto haga algunas repeticiones. El sonido sirve para hacerle saber que hay algo distinto, que no das la vuelta porque te dé la gana o quieras ir a alguna parte o hacer círculos, sino que hay algo que "obliga" a dar la vuelta.... y ese algo es su conducta.
Y del mismo modo que con el cachorrito repetimos día tras día para que "aprendiera" a tirar, tendremos que repetir esta secuencia día a día para enseñarle lo contrario. Es un ejercicio, como sentarse o venir a la llamada, de modo que tendremos en mente el objetivo, pero no pondremos plazos de tiempo, nada de impacientarse. A menudo, si empezamos a trabajar con el perro ya cansado, veremos avances importantes en pocos días. Pero no hay que relajarse, no pensar que ya está resuelto y volver a la pasividad habitual. Hay que trabajar todos los días un rato, con el fin de afianzar como norma no tirar, en lugar de lo contrario.

3- Equilibrio de fuerzas
: para corregir este factor existen en el mercado varias herramientas con diversos mecanismos, pensadas para re-educar al perro que tira. Si se conoce su modo de acción, se les puede sacar mucho partido, y con suerte, usarlas solo temporalmente, volviendo al collar o arnés de paseo convencionales en pocas semanas, una vez hayamos establecido el nuevo comportamiento.

* Collar estrangulador: el más conocido, el más utilizado, el que más fracasos genera. Exige un conocimiento de su manejo y de las razones por las que funciona, además de una participación muy activa y constante por parte del dueño. La idea viene a ser que aplica un castigo (refuerzo negativo) sobre el cuello del perro, pero solo si nosotros ejercemos tensión intermitente (si seguimos siendo pasivos, se limita a cortarle la respiración al perro). Algo así como si le mordiéramos cada vez que tira. Y deja de aplicar tensión en cuanto el perro deja de tirar (castigo positivo). O sea, castigamos al perro por tirar y dejamos de castigarle por hacer lo que queremos. En un husky, mala idea. Además, es injusto castigar a nuestro perro por cometer un error que hemos fomentado nosotros, por lo que no voy a dar detalles de cómo se usa correctamente. Hay otros modos.

* Otros collares de tipo aversivo: ni los menciono. Sus efectos pueden ser desastrosos, su uso, inmoral, y de nuevo seriamente injusto castigar al perro por no saber hacer bien aquello que no le hemos sabido enseñar desde el principio (de hecho, en realidad, está haciendo exactamente lo que le hemos enseñado a hacer)

* Collar halti: es un dispositivo formado por finas tiras de nylon que se coloca en la cabeza del  perro, y es similar a las cabezadas de cuadra de los caballos. Lleva una anilla que queda bajo la barbilla del perro, y es donde se sujeta el mosquetón de la correa. NO ES UN BOZAL. La apertura de la boca permite al perro abrir (y cerrar), comer, beber, morder y jadear sin problemas. Su uso requiere una habituación durante unos días, ya que la zona en la que se coloca es molesta para el perro (entre perros, sujetar el hocico es un castigo): ponemos el halti, damos unos premios, mimamos a nuestro perro, se lo quitamos. Repetir varias veces durante ratos cortos. Así lo aceptará sin problemas. ¿Cómo se usa?

1- Una vez habituado en casa, ponemos el halti a nuestro perro, y sujetamos el mosquetón a la anilla de la barbilla. Mejor una correa de un par de metros mínimo, y muy ligera, que note el menor peso posible en su hocico. Queremos que esté cómodo y se rebele lo menos posible. Echamos a andar. Cuando el animal nos adelanta y tensa la correa, pasan dos cosas: una, que el punto de apoyo ha desaparecido, no puede cargar sobre el hocico, y la otra, que las fuerzas han cambiado de dirección y no le estimulan a tirar hacia delante, ya que la cabeza se gira hacia un lado cuando trata de avanzar de más (la fuerza de tensión se dirige hacia un lado y hacia abajo, en lugar de hacia atrás). No debemos dar tirones bajo ningún concepto (podemos hacerle daño). Simplemente, dejar que la fuerza de nuestro perro se vuelva contra él.
2- Su reacción puede ser variable, y actuaremos en consecuencia. Recordar que no somos elementos pasivos, debemos trabajar para modificar el comportamiento:
Puede que el perro ande, note el cambio, gire algo la cabeza... y se pare. Perfecto. Proceder a cada avance como se explicó en Aprendizaje.
También puede que ande, note el cambio... y empiece a dar saltos y giros y gritos (como un caballo salvaje). No pasa nada. Mantener la calma, y la inmovilidad. Dejarle que se le pase la rabieta (vigilar que la correa no se tense entre tanto, podría hacerse daño). En cuanto se tranquilice, esperar unos segundos (para premiarle por estar calmado), y darle una golosina, unas caricias, y seguir caminando. No importa que se pille unas cuantas rabietas más, como en cualquier aprendizaje, lo que no vale irá desapareciendo y lo que sirve se irá afianzando ("avanzar, no puedo. La rabieta, no funciona. Esperar = premios, atenciones y más paseo").
Si además de la rabieta, echa las manos al hocico para quitarse el halti, debemos intervenir. Si no, posiblemente se lo quitará, y tendremos al perro sujeto por un "collar" del grosor del usado para gatos, y una correa seguramente demasiado fina. Sin enfados, sin gritos, sin brusquedad. Ante todo, mantener la cabeza fría, no potenciar su rebelión ni convertir la experiencia en algo horrible. Sujetar con una mano las patas que eche al hocico, para colocarlas de nuevo en el suelo, y con la otra elevar la cabeza hacia arriba (empujando desde la barbilla). Para que adopte una posición más tranquila y además no llegue al morro. Premiar en cuanto esté quieto unos segundos, y vuelta a empezar.
Si se ciega intentando quitarse el Halti, y anda echando las manos al hocico constantemente, no le hemos habituado lo bastante. Trabajar ese punto en casa y probar de nuevo en la calle unos días después.
Algunos optan por sentarse y no caminar después del primer "choque". Bueno. Animarle con palmadas, llamada, premios (se le puede colocar un trozo de comida delante del morro) a que nos siga. Hacerlo sin volvernos hacia él (no se anda hacia alguien que está de frente a ti). Se puede poner una cuerda de varios metros de largo que nos permita ignorar este comportamiento y seguir andando sin mirar atrás (es muy probable que nos siga). En cuanto se coloque a nuestra altura, antes de adelantarnos, podemos premiar y felicitar con más efusividad. Los que hacen ésto a menudo son los que ceden más rápido y dejan de tirar antes, solo tenemos que evitar arrastrarles o impacientarnos, para que adopten una posición correcta y poder premiarles por ello.
Si tras varias semanas caminando con el Halti, nuestro perro permanece en todo momento con la correa colgando (dejemos lo de ir a la izquierda o pegados a nuestro muslo o lo que sea para más adelante), es posible que ya lo tenga claro. Salgamos un día con el Halti en el bolsillo, y el collar de paseo habitual, a ver qué pasa. O incluso pongamos el Halti pero atemos a nuestro perro del collar. Muchos aprenden en una o dos semanas y ahora que saben hacerlo como queremos, podemos prescindir de la herramienta. Pero eso sí, no volvamos a ser un elemento pasivo, y estemos pendientes de posibles fallos para anticiparnos y recordarle con premios y atenciones que solo se avanza si no hay tensión. O tendremos que volver a empezar de cero.

* Arnés Buster: este dispositivo consta de un collar de nylon de 2,5 cm de anchura, fijo y ajustable al cuello del perro, con varias anillas de anclaje. En dichas anillas se colocan dos cuerdas que pasan por debajo de las axilas del perro y se unen en otras anillas, en la nuca del perro. La correa se sujeta a esas cuerdas una vez han sido colocadas correctamente. No necesita habituación previa, y estéticamente no se ve tan feo como el Halti. Los perros no suelen rechazarlo ni se rebelan al llevarlo.
Este arnés actúa en dos puntos. Primero, transforma la fuerza de la tensión hacia atrás en fuerza hacia abajo (pues la tensión de la correa se distribuye por las cuerdas y tira del collar desde la parte delantera, en lugar de la parte de la nuca, como el collar convencional). Así eliminamos el apoyo de las fuerzas de tensión, dificultando el avance. Segundo, al tensarse las cuerdas, hacen presión sobre las axilas, resultando molestas para el animal, que frena prácticamente de inmediato. Hay que vigilar en perros de pelo corto, pues en esa zona no tienen pelo y  podrían rozarse, aunque algunos modelos incorporan unos tubos de caucho sobre las cuerdas para evitar este problema.
Esta herramienta facilita mucho las cosas. No hay que practicar antes. No hay que tirar en ninguna dirección. No hay que hacer nada más que centrarse en premiar y alabar a nuestro perro por dejar la correa floja, lo cual será fácil, porque prácticamente no tirará nada, y nos permitirá detenernos a voluntad cuando lo deseemos para lograr que adopte posiciones en las que la correa no esté tirante.
Hay que mencionar que en la mayoría de los perros el resultado es espectacular e inmediato, pero eso no quita que tengamos que trabajar el punto "ejercicio" y el punto "aprendizaje", o el problema volverá a resurgir.
En algunos perros solo suaviza la tensión, pero siguen avanzando sin llegar a pararse o relajar la correa. De todos modos, debería bastarnos para poder tomar cartas y participar activamente en enseñarle las nuevas normas, ahora que ya no nos arrastra.

* Arnés Gentle leader: Es un arnés sencillo que consta de dos tiras de nylon de 2,5 cm de anchura, una rodea el tórax y la otra pasa por delante del pecho. La anilla para sujetar la correa está en el centro de la tira que va por delante del pecho......sí, retira el punto de apoyo al perro y convierte la fuerza hacia atrás del collar convencional en una fuerza lateral que impide la tensión en la correa. No precisa de habituación, tiene buen aspecto, el perro no se rebela, y requiere poca intervención por parte del dueño (el re-aprendizaje es inevitable usemos el dispositivo que usemos).
Hay que ajustarlo bien para que no se desplace pero que tampoco roce por ningún sitio. Y una vez puesto, basta con caminar. Si el desplazamiento de fuerzas basta para que el perro afloje y nos preste atención, estupendo. Si se embala, dar un toque breve con la correa hacia un lateral (hacia nosotros), no hacia atrás. Y relajar después la correa, premiando la posición correcta.
Y repetir, repetir, repetir.....
Existen otras herramientas que vienen a ser variaciones o combinaciones de las anteriores, pero creo que con alguna de las ya mencionadas será suficiente.

Fuente: Silencio Blanco.

SI TU PERRO TIRA
Para que un perro no tire, hay que dejarle claro que mientras lo haga el paseo se interrumpe. El perro que tira, presenta lo que llamamos "ansiedad por la meta no conseguida" o sea... que el perro desea algo, en este caso "llegar lo antes posible a un punto concreto" (por encima de SUS OBLIGACIONES antepone sus deseos) y para ello tira y tira. Normalmente podemos hacer dos cosas: una, correr detrás de él como si fuéramos un muñeco, dos decirle "de aquí no me muevo mientras tires de la correa". Con el paso del tiempo, el perro comprenderá que por mucho que tire lo único que consigue es que sus deseos se retrasen cada vez más, y como tiene un interés importante en alcanzar la meta, terminará pensando: "si tiro, no llego; si no tiro, alcanzo la meta..... prefiero no tirar". Para ello debemos de ser constantes, porque una vez que el perro ya ha encontrado que tirando alcanza cosas, NO QUERRÁ CEDER EN SUS PRETENSIONES FÁCILMENTE.
Volvemos a la cuestión de antes..... Como padres.... ¿permitiríais que vuestro hijo de 2 años, cada vez que lo lleváis al parque, tire de vosotros como un loco y hasta se ahogue por querer llegar lo antes posible al columpio???..... Pues eso!!!.
Seamos constantes, y sobretodo informemos al perro que por mucho que desee una cosa, no la alcanzará si no COLABORA CON VOSOTROS EN AQUELLAS CUESTIONES QUE SE LE INDICAN. NUNCA DEBEMOS APORTARLE AL PERRO AQUELLO QUE DEMANDA, CUANDO LO DEMANDA, YA QUE COMO MIEMBRO BETA DE LA FAMILIA NO LE ESTÁN PERMITIDOS ESOS PRIVILEGIOS. Si se les conceden a nuestros perros aquellos privilegios que demanda, terminará comprendiendo que TODO LE ESTÁ PERMITIDO, por tanto la posición que le corresponde es la posición preferencial en la manada.
Las técnicas de "tirones" a las que aludís, deben ser presentadas por un profesional, porque deben hacerse en el momento justo y del modo adecuado.... si no se sabe, tirar por tirar lo único que hace en convertir el paseo en una "lucha de dominancia" entre las pretensiones del perro y los intereses del propietario que normalmente desencadena en una continua y más dura competitividad en cada paseo.
Fuente:  Etologiacanina
Pararse y seguir, no sirve de nada!!! Obviamente, el perro aprende a pararse y seguir tirando... se debe advertir con la parada... y si continua en la actitud... SE ACABÓ EL PASEO Y PA CASA!!!!!. La idea es que el perro diga... tiro y se acaba lo bueno.... prefiero no tirar que perder el paseo!!!. Si puedo tirar y lo bueno no se acaba.... ¿porqué no seguir tirando, por muchas veces que se pare???. Imaginaros un niño de 6 años que se hace pipí encima en el colegio.... los profesores llaman a su madre, y le dicen que se lo lleve a casa porque está mojado.... el niño no dejará de mear, porque no sólo no ha tenido que estar unas horas mojadito (con lo incómodo que es) sino que encima, viene mamá y me lleva a casa y SE ACABÓ EL COLEGIO POR HOY!!!! .... pues mañana me meo otra vez!!!!! LO ADECUADO ES QUE SE QUEDE UN PAR DE HORAS CON EL CULITO MOJADITO.... YA VERÁS COMO MAÑANA SE LO PIENSA!!!!. El perro debe ser igual, si el paseo continua.... pues COJONUDO!!!!! a SEGUIR TIRANDO!!!! ... Las advertencias (pararse y dejarle claro que así no estás dispuesto a seguir el paseo) no sirven de nada, si no van acompañadas de consecuencias adscritas a la acción de carácter negativo para él.... ( sin pegar!!!!.... con decir, "se acabó, a casa !!!!"... es suficiente). podeis sacarle después otra vez a pasear si os apetece, cuando se le haya olvidado el paseo.... actuando del mismo modo!!!!. SALGO A LA CALLE.... PRIMER TIRÓN EN EL PORTAL, ME PARO Y LE DIGO "NO!!!"; SIGO, SEGUNDO TIRÓN 2 METROS MÁS ALLÁ??? OTRA VEZ A CASA !!!!.
Por otro lado, decir que un animal "ensancha más o menos" por ponerle una correa. Un arnés o una camiseta de bon jovi... es la tontería más grande que se puede decir!!!. La cuestión es.... porqué ponemos el arnés ???? PORQUE TIRA MUCHO, Y CON EL ARNÉS HACEMOS MÁS FUERZA.... NO TIENE OTRO SENTIDO; la correa es lo ideal para el control del perro, y debe ser un elemento de "transmisión de información" no de "lucha contra el perro". El arnés, se pone y se usa inadecuadamente como "elemento de lucha contra la fuerza del perro".... o sea, como tira.... LE PONGO EL ARNÉS QUE ME DEJA HACER MÁS FUERZA CONTRA ÉL....
UN ERROR, DE TODAS TODAS ... ¿NO OS LO PARECE???
Fuente: Etologiacanina.


Enseña a tu perro a no tirar de la correa

Enseñar a tu perro modales a la hora de pasear es una de las mayores incomodidades de las que se quejan los dueños. Cualquier perro se vuelve "loco" cuando ve la correa con la que le van a pasear y su felicidad les hace correr frente a la puerta y querer dominar el paseo.

Pero tu perro no debe pasearte a ti. Tú debes pasear a tu perro y por ello el entrenamiento debe comenzar en tu propia casa. Lo primero que debes conseguir es una correa de adiestramiento, de las que se deslizan alrededor del cuello en cuanto tu perro tire.

Hay quién aconseja comenzar por ponerle al perro la correa y atarla a un punto fijo, para enseñarle al perro que tirar es doloroso y que es un dolor que se inflige él mismo. Tú nunca debes tirar de la correa ya que podrías hacerle daño.  Este paso podría ser de ayuda dependiendo de la gravedad del caso pero no aparece en muchos manuales.

En cualquier caso, el entrenamiento como decíamos debe empezar en la puerta de casa. Elige un día en el que no tengas prisa por ir a ningún sitio, porque lo más seguro es que no pases de la acera. Lo primero que tu perro debe saber es que tú eres el líder y tú pasas primero por la puerta. Si cuando abres la puerta de casa el perro sale disparado por delante de ti, vuélvete. No debes pegar tirones de la correa, sólo camina en la dirección contraría. Repite esto hasta que consigas que el perro te espere para salir de casa. Cuando lo haga dale un premio, el que más le guste.

Una vez consigas que tu perro salga de casa junto a ti o por detrás de ti y no por delante, podéis comenzar el paseo. Llévale a algún sitio en el que no haya muchas distracciones para que tú seas lo más divertido que tiene a su disposición. También puedes simplemente darle una vuelta alrededor de la manzana. Comienza a andar. En el momento en que tire de la correa, cambia de dirección. Si te sigue sin impacientarse y a tu lado dale un regalo. Prémialo mucho y háblale de modo cariñoso, y en cuanto desobedezca lo ignoras.  Debe aprender que estar cerca de ti es divertido y reconfortante, estar lejos de ti significa aburrimiento.  

La idea es que vaya por detrás de ti, o que lleve la cabeza u hombros alineados contigo. Nunca los cuartos traseros. Cambia de dirección cuantas veces haga falta y procura no darle tirones de la correa, sólo cambia de dirección.

Sigue haciendo esto hasta que tu perro se mantenga a tu misma altura para poder  anticipar tus movimientos.

A veces vuélvete de modo inesperado y anda hacia su pecho, obligándole a quitarse de tu camino y seguirte.

Si te estás dirigiendo a casa y el perro comienza a adelantarte para llegar, párate y no comiences a andar hasta que el perro esté a tu altura. Cuando esté a tu altura puedes premiarlo y comenzar a andar.

El perro debe quedarse con la idea de que no irá a ningún sitio al que tú no quieras ir. Este trabajo es estimulante para el perro, no te sientas mal por él. Incluso si el primer día no pasáis de la puerta de casa o tardáis 2 horas en andar desde la esquina hasta la puerta en el camino de vuelta.

Ármate de paciencia y sé coherente. No te enfades, no le grites, no tires de la correa y no le pegues nunca. Sólo transmítele qué ocurre cuando no está a tu lado, que no se avanza, y qué le ocurre cuando está a tu lado: que le premias.

Fuente: XALCAN.

Suerte !!! Very Happy 
avatar
cocio
Usuari@ Veteran@
Usuari@ Veteran@

Mensajes : 12625
Localización : PALMA DE MALLORCA

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  inyourshadow el Lun Ene 06, 2014 1:04 pm

gracias Cocio, voy a leerlo todo detenidamente y a ponerlo en práctica, porque si va normal no tira, pero como vea a perros o niños, tira tira y la regaño y la siento pero no hace ni caso vamos.. y lo de comerse todo seguimos en las mismas, ayer se puso hasta a vomitar como una loca, y eso que la regaño, pero como sabe que ha hecho mal sale corriendo disparada!
ejercicio hace mucho(acorde a su edad), asi que imagino que no será porque le falte.. en casa jugamos a todas horas con ella.. creo que es ansiedad por jugar con otros perros! Mad
avatar
inyourshadow
Adict@ al Frenchie
Adict@ al Frenchie

Mensajes : 786

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  cocio el Lun Ene 06, 2014 1:23 pm

Aunque sea así tienes que seguir practicando ...


Cómo hacer que un perro deje de tirar de la correa
Esta es una técnica para enseñarle a tus perros, desde que son cachorros, a no tirar de la correa, cuando los sacas a pasear. Disfruta de sacar a pasear a tus perros con la correa suelta.

Pasos

Recuerda que tú eres tu propio jefe. Para que un perro responda bien a tus órdenes, debes de ser el líder de la manada. Las caminatas son las mejores experiencias para establecerte como líder de la manada.


1.     Comienza con un collar normal y una correa fuerte. Las correas retráctiles no son recomendadas. Usa un collar ancho, preferentemente con algún tipo de protección para no lastimar a tu cachorro.

2.     Siempre que le pongas la correa a tu perro haz que se siente y se calme. No dejes que tu perro brinque o se emocione mucho. Siempre debes de tener el control.

3.     Sal de la puerta tu primero. Haz que tu perro se siente y se quede adentro hasta que tu camines afuera, después haz que te siga.

4.     Tu perro siempre debe de ir de tu lado izquierdo. Si trata de cambiar lados, deja de caminar, corrígelo hacia el lado izquierdo, acarícialo y continúa.

5.     Para permanecer en control, nunca debes dejar que tu perro camine enfrente tuyo (aunque la correa sea muy larga). De esta manera el perro está encabezando la caminata, en vez de que seas TU el que lo haga. Si no estás encabezando la caminata, no estás en control. El hombro del perro no debe de rebasar tus piernas.

6.     Una vez que sientas que tu perro ya caminó muy por delante, deja de caminar. Estira un poco de su correa (No lo tires hacia atrás, solo llama su atención) y dirígelo hasta un espacio aceptable enfrente de ti. Debes de tener un sonido de entrenamiento establecido para tu perro. Un rápido "tch", o un sonido de clic con tu lengua. Este sonido es un sustituto para la palabra "no" que podrías convertirse en ruido sin importancia para un perro en la caminata. Usa este sonido en conjunto con el pequeño jalón de correa.

7.     Tal vez tengas que detenerte muchas, muchas veces en las caminatas.

8.     Sigue sacando tu perro a caminatas. Cuando el perro se quede en una distancia aceptable, dale muchos premios con una voz feliz. Cargar con premios es una buena idea. Cuando el perro se adelante mucho detente, jala de su correa y haz el sonido.

9.     Recuerda que tener paciencia, ser persistente y determinado es la llave aquí. A muchos perros les toma semanas y hasta meses para volverse caminadores perfectos. Tu perro no será un perfecto caminador en un día. Siempre continúa el entrenamiento y la práctica.

10.   Recuerda que perder la paciencia ó enojarse pone al perro en control. Contigo como líder, tú y el perro deberían de llevarse bastante bien.

11.   Si tu perro empieza a jalar hacia adelante muy a menudo, utiliza la regla del "toque". Los perros reaccionan al tacto. Tócalo en las piernas, el muslo o en la espalda para llamar su atención, si ignora tus señales u órdenes. Poner tu mano en frente de la cara de tu perro cuando empiece a jalar de la cuerda puede detenerlo también.



Consejos



  • Mucho afecto es necesario. Un arnés o un líder gentil (collares de entrenamiento) pueden ser útiles.

  • No uses collares de entrenamiento o de castigo sin ser instruido apropiadamente por un entrenador o veterinario acerca de cómo usar estos collares.

  • Si usas collares de entrenamiento, no los dejes puestos cuando tu mascota no está supervisada. Es muy fácil que un perro se atore o se estrangule con un collar suelto.


Advertencias


  • Si un perro es viejo o terco y lo anterior no funciona...haz que se siente o se quede quieto en la banqueta por una cantidad de tiempo incómoda. Inténtalo de nuevo. Si, después de dos sesiones de incomodidad, no entiende, vuelve a meterlo a la casa y camina tu solo por 5 minutos afuera. Ahora inténtalo de nuevo con el perro. Sé más terco que el perro.

  • No sobre-entrenes. Mantén las sesiones de entrenamiento a 30 minutos al día o menos. Termina en un momento de felicidad y éxito. No termines cuando el cometa un error.

  • ¡Nunca metas a tu perro a una jaula con un collar de castigo!

  • No "castigues" a tu perro gritándole, golpeándolo o jalando muy fuerte de su correa. 1) Le muestra a tu perro que no tienes el control 2) Puede hacer que jale más fuerte.


Cosas que necesitarás


  • Una correa fuerte de cadena, piel o fibra gruesa.

  • Un collar normal.

  • Una buena cantidad de paciencia y consistencia.

  • ¡Premios!

  • Lo más importante, ¡Un perro!

Fuente: wikihow
Y si mi perro ladra a otros perros de la calle, ¿Cómo actúo?
Cuando le estés paseando y el perro ladre a otro perro, lo hace porque piensa que el manda y el quiere saludar a ese perro, lo que debes de hacer es darle un tirón seco y fuerte o darle siempre en el lomo, con esto le dices que si sigue tirando será castigado, con lo que después de cuatro tirones fuertes, cesará en su intento. Después con el perro bien sujeto acércate al otro perro y déjale que se huelan durante 10 0 15 sg y vete, con esto le indicas, que le dejas olerle pero que sigues mandando tú. Si se da la vuelta con intención de olerle sigue tirando más fuerte aun: En el caso de que le quiera atacar en vez de sujetarle con la cadena sujétale con el collar fuerte haciéndolo daño, mientras mirándole a la cara le dices que se quede quieto, nunca des media vuelta, porque así le das e entender de que manda él, tan solo sujétale fuerte hasta que pase el otro perro, no le dejes nunca que se mueva ni un sólo cm. Después sigue tu camino sin mirarle ni decirle nada.

Fuente: Paseador de Perros.







¿Cómo rompemos este círculo? ¿Cómo conseguimos que nuestro perro se acerque tranquilamente a otro?

El collar: 
fuera collares de castigo, pinchos, ahogo... (a los eléctricos ya ni los mento...). Ponle un collar normal. Si es un perro de mucho tirar, tienes otras opciones, más efectivas y que no duelen. Si el perro es de hasta 15-20kg, yo te recomiendo un arnés de los que se enganchan en el pecho en vez de por la espalda, tipo easywalk. Con los perros más grandes también funciona, pero un poco menos. Y si no, un collar de cabezada, tipo gentle leader o halti.

Que conste que nadie me paga por hacer publicidad, es que realmente funcionan. Los enlaces son orientativos, hay otras marcas que funcionan igual de bien. Con estos arneses y collares, el perro no puede tirar, porque los perros tiran con el pecho, y estos van enganchados por delante. Así no tienen músculos con los que tirar, así que no tiran. Y cuando lo intentan, se giran, y te miran a tí. Premio doble.


El espacio: 
acércate al otro perro/persona sólo hasta la distancia en la que tu perro lo mira, pero sin ponerse nervioso, tirar de la correa, o ladrar. Deja que le eche un buen vistazo, y que elija si se quiere acercar o no.
Si hace alguna señal de calma, prémiale por ser bien educado. Si rompe el contacto visual, también.
Y entonces aléjalo. Esto hace que el perro se tranquilice, y aprenda que, si no quiere, puede no acercarse al otro perro/persona si no quiere. Le da opciones. Que con la correa puesta, normalmente, un perro no las tiene.
Si el perro, una vez alejado, sigue mirando con curiosidad, vuelve a acercarte, despacio, hasta donde aguante sin ponerse a cien.
Repite el ejercicio.
Ya verás como poco a poco puedes acercarte más al perro, y que cuando llegas hasta su lado, en vez de un potro salvaje tienes a un perro tranquilo y curioso, dispuesto a hacer amigos. Esta es la base de los ejercicios B.A.T., de los que tengo que escribir una entrada.

El acercamiento: 
No te acerques de frente, en línea recta hacia el otro perro. Rodea un poco. Si no tienes espacio, cambia al perro de lado, para ponerte tú entre los dos perros. Así rompes su contacto visual. Acercarse de frente es de muy mala educación para un perro. Y muchos adolescentes no se acuerdan (¿desde cuándo los adolescentes siguen las reglas de urbanidad?). Acerca la cabeza de tu perro a los hombros del otro perro o incluso a su trasero, nunca a su cara.






El tiempo: 
Una vez estás al lado del perro al que vais a saludar, espera a que los perros empiecen a olerse, o se pongan el uno al lado del otro, cuenta 2 segundos. Entonces llama a tu perro por su nombre,distráelo, y aléjalo. Prémialo por alejarse, y por prestarte atención, a unos pasos del otro perro. Si quiere volver a saludar, deja que se vuelva a acercar, cuentas 4 segundos, y lo vuelves a alejar. Sigue así, aumentando el tiempo poco a poco, hasta que veas que hacen señales de juego, o que se alejan.

Si ves que hacen señales de juego, es el momento de soltarlos (si se puede, claro). Pero no te desentiendas, los perros jóvenes se emocionan fácilmente, se ponen nerviosos, y se "pasan". Si ves que el juego sube de tono, llama a tu perro, sepáralo, y cálmalo antes de volverlo a soltar a jugar.

Si después de un acercamiento, ves que tu perro no muestra más interés, llévatelo y no fuerces más el contacto. Pensamos que todos los perros quieren saludarse durante minutos, y llegar a ser amigos del alma, pero no es verdad. A veces con un  "Buenas, Buenas" tienen suficiente. Otras se conforman con un "¿qué tal? ¿y tú de quién eres?", y lo dejan ahí. Con los extraños, las charlas insustanciales de ascensor son incómodas, pero el forzar la relación entre adolescentes además, puede ser peligrosa.

Y por último, pero lo más importante.

La correa:
LA CORREA, SIEMPRE, SIEMPRE, FLOJA.
No creo que me canse nunca de decirlo. Un perro con la correa tensa se siente atrapado. No puede huir. Y los perros nerviosos y desconfiados, que no pueden huir, atacan. Además, la postura de un perro que tira de la correa es exactamente igual a la de un perro seguro de sí mismo que amenaza a otro perro que tiene delante. Lo que favorece las peleas todavía más.





[td style="text-align: center;"][/td]


[td class="tr-caption" style="text-align: center; font-size: 12px;"][/td]
Las correas flojas, en forma de J, los perros por fueraMantén la correa que haga una "J" entre tú y tu perro. Siempre.

Y por supuesto, si tu perro tira de la correa, enséñale a ir a tu lado. Si no sabes cómo, contrata a un adiestrador que trabaje en positivo, compra un libro de adiestramiento en positivo (enknsediciones encontrarás muchos buenos) o ponle un arnés o halti de los que he hablado antes.

  ¡¡Pero no le des tirones!!

O convertirás a un perro adolescente pero feliz en un adulto malhumorado y peleón. En tus manos está, y nunca mejor dicho.

Por Teresa Marías. Psicologa Veterinaria.


 Laughing 
avatar
cocio
Usuari@ Veteran@
Usuari@ Veteran@

Mensajes : 12625
Localización : PALMA DE MALLORCA

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  inyourshadow el Lun Ene 06, 2014 4:38 pm

Ojalá con estos trucos consiga algo.. gracias de verdad!
la uñita la tiene fastidiada.. tiene un agujerito en el centro (por donde va el nervio) ella no se queja ni cojea, pero me da mieod porque el resto de uñas delanteras está al limite también..
avatar
inyourshadow
Adict@ al Frenchie
Adict@ al Frenchie

Mensajes : 786

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  frenchiegirl el Lun Ene 06, 2014 5:11 pm

llévala al vete cuando puedas, antes de que se infecte. No dejes que se la chupe tampoco, ya que es peor para las heridas. La venda que te ha dicho zabalita, adhesiva, es muy buena. Yo se la pongo cada vez que se fastidian una almohadilla para ir por la calle o para que no se chupen en casa. La verdad es que no les dura ni media hora si no se la vendas hasta arriba, porque los míos notan la pata rara y se ponen a mordisquearla hasta que la quitan. Ya nos contarás.
avatar
frenchiegirl
Adict@ al Frenchie
Adict@ al Frenchie

Mensajes : 945

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  inyourshadow el Lun Ene 06, 2014 6:45 pm

Entonces, la llevo mañana al vete sin falta, o primero llamo a ver que me dice? la verdad es que como no se lo vende o algo no va a mejorar, porque la tia es bruta bruta.. no se chupa (que yo haya visto) ni se queja ni nada de nada, me di cuenta de ello porque vi gotitas de sangre en la funda del sofá.. pobrecita.. pronto empieza con cosillas.. y yo estoy muerta de miedo  Sad
avatar
inyourshadow
Adict@ al Frenchie
Adict@ al Frenchie

Mensajes : 786

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  Jotayte el Lun Ene 06, 2014 7:22 pm

No te preocupes, que seguro que tiene solución. Yo la llevaría al vete, y a ver que te dice..
Suerte! Rolling Eyes
avatar
Jotayte
Adict@ al Frenchie
Adict@ al Frenchie

Mensajes : 517
Localización : Vlc

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  zabalita el Lun Ene 06, 2014 9:45 pm

No te preocupes Inyour, eso que dices del agujerito en la uña es igual que lo ha tenido la mía, mientras se le cura seguro que le ayuda mucho la patita vendada, enseguida se le curarán así.
Y mientras tanto, mientras aprende a calmarse, que hay que ser muy estricto hasta que aprende a no tirar hay un arnés que lo tienen en el corte inglés de bub´s, que tiene la anilla por delante del pecho pero también otra en la espalda.
Lo tiene Angeles y le ha ido muy bien con Balder, vale cerca de 20 euros pero se pueden estrechar y anchar y es buen material, yo creo que te duraría mucho. Lo bueno que tiene es que no les hace rozaduras como el easywalk, que lo tuve y pobres sobacos, y cuando tira solo consigue volver hacia tí, es genial. 

Re: Collar, arnés o petral?
  Angeles el Sáb Jul 06, 2013 4:16 pm
Hola!! Pues nuestro gordito Balder poco a poco esta dejando de tirar en los paseos   ahora tira mucho cuando ve a su gran amigo Chispa, cuando algún animal le llama mucho la atención y cuando alguien se acerca a saludarle   como yo tengo tendinitis crónica en el hombro, no me van nada bien sus tirones, fuimos a unas clases de adiestramiento, pero para que no tire nos enseñaron el tirón seco, cosa que no nos gusto, ni fue bueno para el cuello del gordo, ni para mi hombro.
Hoy me ha traído mi suegra de regalo este arnés http://www.bub-s.com/es/not_pull.html lo he sacado para probarle y hemos pasado al lado de unas vacas y unas cabras y a tirar jijiji  el gordo tiraba y se daba la vuelta, me miraba con cara de que pasa:?:  a sido muy gracioso, lo ha intentado unas 3 veces y luego ya ni caso. Así que este arnés será por un tiempo nuestro nuevo compañero de paseos XD recomendado al 100%.
Mañana en su paseo matutino le saco alguna foto o vídeo y la subo para que veáis como es
avatar
zabalita
Usuari@ Veteran@
Usuari@ Veteran@

Mensajes : 8518

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  inyourshadow el Mar Ene 07, 2014 12:28 am

tiene muy buena pinta el arnés! sobre todo porque se pone por delante y por atrás! lo miraré cuando vaya de compras a ver si le encuentro! muchísimas gracias guapa!
mañana voy a por las vendas, que hoy estaba abierta solo la de guardia y estaba sin coche! espero que mejore su patita.. es que la tia es una bruta! y mas cabezona.. no sé si será cosa de la raza pero vamos.. es buenísima, pero a cabezona no la gana nadie jaja
avatar
inyourshadow
Adict@ al Frenchie
Adict@ al Frenchie

Mensajes : 786

Volver arriba Ir abajo

Re: Uñas demasiado gastadas

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.