Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Buscamos cachorrita bulldog frances por Barcelona o Girona.
Hoy a las 11:48 am por cocio

» Busco cachorrita por zona Barcelona o Girona.
Ayer a las 11:44 am por cocio

» Buscando un nuevo miembro de la familia
Mar Dic 12, 2017 1:30 pm por MSN

» Orientación sonbre dónde adquirir Bulldog en Sevilla
Lun Dic 11, 2017 11:09 am por cocio

» CONDICIONES DE USO Y NORMAS DE OBLIGADO CUMPLIMIENTO PARA LOS USUARIOS
Lun Dic 11, 2017 11:05 am por cocio

» Presentando a Ulalá, Aessie, SHIVA, JACKIE y TAO !!!
Dom Dic 10, 2017 12:04 pm por anitsirc68

» JOVENES RIBERA DEL DUERO
Dom Dic 10, 2017 11:17 am por cocio

» SUSTO EN PISTA DE AGILITY
Sáb Dic 09, 2017 10:12 pm por zabalita

» MUESTRA TU FRECNH ANTES Y DEPUES CACHORRO Y ADULTO
Vie Dic 08, 2017 2:44 pm por natttalial96

» CÁNCER DE PÁNCREAS - INSULINOMA
Jue Dic 07, 2017 10:38 am por cocio

» AESSIE y OTRA ENFERMEDAD SILENCIOSA. CUSHING
Jue Dic 07, 2017 10:36 am por cocio

» ALOJAMIENTOS
Jue Dic 07, 2017 10:31 am por cocio

» COME CUANDO QUIERE AYUDA
Jue Dic 07, 2017 4:54 am por alexis900804

» Holaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! SOY KIRA
Jue Dic 07, 2017 3:49 am por alexis900804

» PIPO- y sus vomitos ¡¡¡¡
Miér Dic 06, 2017 11:24 pm por zabalita

» Presentando a Argi!
Miér Dic 06, 2017 11:27 am por zabalita

» Alimentación para cachorro
Miér Dic 06, 2017 6:23 am por Bullday

» Cómo ser un buen líder (Parte 1 - Jerarquía)
Lun Dic 04, 2017 5:48 am por SakuCh4n

» Nueva ilusión
Vie Dic 01, 2017 9:28 pm por SHANDRA

» Hola! Soy Dino
Vie Dic 01, 2017 1:56 pm por SHANDRA

Mejores posteadores
cocio (12359)
 
zabalita (8408)
 
Blade (5065)
 
frankxute_87 (2840)
 
Angeles (2483)
 
Sweet Obsession (2386)
 
lrene (2296)
 
fran-ortu (2057)
 
renesme (1958)
 
Chispa (1833)
 

Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario


Mi perro no quiere comer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mi perro no quiere comer

Mensaje  Fmarquez el Vie Nov 06, 2015 12:40 am

Buenas, soy nuevo en el foro soy de Colombia y me gustaría ayudarlos en lo q pueda y que me ayuden en algo que me pasa
Con mi french que no quiere comer, yo lo adopte hace un año y cuando me lo dieron le empece a dar TOTW pero no le gusto ninguno de los que hay en el mercado, me cambie a Royal Canin y lo comía bien pero ahora en el segundo bulto que le compro no lo quiere comer sino solo que se le dé en la mano, quiero que me ayuden a que pienso de alta gama me puedo cambiar que coma bien a sus horas y no tener que dárselo en la mano, gracias

Fmarquez
Recién Llegad@
Recién Llegad@

Mensajes : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi perro no quiere comer

Mensaje  cocio el Vie Nov 06, 2015 1:13 pm

Simplemente creo que has enfocado mal el tema, una vez consiguen que se lo des en la mano y que te preocupes porque no comen han ganado la partida, el TOTW es un pienso excelente, el Royal Canin lleva conservantes cancerígenos, te subo un artículo para que entiendas lo que quiero decir:

El Error de la Ambrosía
Ambrosía era la comida o bebida de los Dioses. Roscher pensó que "ambrosía" se denominó en la Grecia antigua a un tipo de sirope o miel... y como diría el refranero español "No se ha hecho la miel para la boca del asno". No quiero llamar asnos a nuestros perros, ni tampoco a los propietarios (aunque algunos lo merezcamos algunas veces), quiero decir que la mayoría de los problemas de alimentación de nuestros perros pasa por creer que la "ambrosía" es lo que nuestros perros (semi-dioses de nuestra casa) deberían comer... COMO MÍNIMO!!!!.

Cuando nuestro perro deja de comer o come con menos regularidad debemos SIEMPRE descartar un problema fisiológico que pudiera dar respuesta a este cambio en la conducta alimentaria. Los trastornos digestivos (i.e. síndrome de mala absorción, enteritis, colitis ulcerosa...) son en la mayoría de los casos la respuesta a porqué nuestros perros dejan de comer. En muchas ocasiones nuestros perros han comido, mordido, roído algo que a nosotros se nos ha escapado al control y que suele provocar algún efecto sobre la mucosa intestinal; su sistema inmunológico está diseñado biológicamente para dejar de comer un par de días y "expulsar" el antígeno (del modo que todos os imagináis).

Desequilibrio bioquímicos, son también motivo frecuente de una alimentación menos frecuente o discontinua. Las alergias alimentarias, pueden producir en el perro una picazón o sensación de malestar tras ingerir la comida, condicionando su respuesta trófica futura. Por tanto, SIEMPRE que nuestro perro deje de comer o come con poca regularidad durante 24-48 horas, lo correcto es visitar al veterinario que valore al perro y si él no ve nada a tener en cuenta en la exploración... ENTONCES ES CUANDO PODREMOS EMPEZAR A PENSAR EN UN PROBLEMA CONDUCTUAL.

Para comprender la conducta trófica del perro analizaremos la conducta trófica del lobo gris (base filogenética del perro actual). El lobo caza y come la pieza hasta saciarse y después pasa largas jornadas de rastreo en busca de otra pieza... esto puede durar días e incluso semanas; por eso la naturaleza ha dotado a los depredadores de un sistema de almacenamiento y un aparato digestivo capaz de comer y mantenerse durante 8 o 10 días sin necesidad de probar alimento y no morir. Cuando una jauría caza una pieza, el macho dominante inicia el despiece (ingiriendo los trozos más sabrosos y energetizantes: hígado, pulmones, carnes magras...) y todos los demás esperan su turno... el macho dominante suele "regocijarse" en este acto y lame y relame la pieza, se lame las patas, desgarra un trozo y no se lo come... se sienta delante de la pieza y contempla el entorno... Esta conducta es la manera en la que el macho dominante "impone" su supremacía sobre los demás, con esta conducta les dice: "Aunque tenéis hambre, aquí se come cuando YO determino, no cuando vosotros queréis". Otra cuestión de suma importancia es el cortejo; durante estas épocas de cría todos los animales (aves, mamíferos, reptiles...) suelen "ofrecer" a la hembra comida para ganarse su favor. Evolutivamente hablando, este hecho persigue dos aspectos: por un lado, comer estimula los mismos segmentos cerebrales que el sexo (o sea, el macho trata de "estimular" la cópula); por otro lado, ofrecer comida al otro es una forma de decir "estoy capacitado para conseguir alimento para la futura progenie". Fuera de las épocas de cría, sólo los subordinados "ceden" o "dan" comida a los dominantes, es una de las "señales de apaciguamiento" típicas para evitar ser agredido por el macho dominante. Finalizando con este repaso de etología aplicada, comentar que la forma de aprender en los cánidos es mediante condicionamiento clásico u operante.

Por tanto, ES IMPORTANTÍSIMO QUE COMPRENDAMOS QUE LA ELECCIÓN O NO DE COMER LA DEBE TOMAR NUESTRO PERRO, Y NOSOTROS NO PODEMOS HACER NADA SI NO COME!!! !!!!!NADA!!!!!.

Nuestra función es la de favorecer un ambiente adecuado y rutinario, y conseguir el alimento más adecuado para cada animal. EL RESTO DEPENDE DE ELLOS!!!!. Por tanto, basándonos en los conceptos etológicos expresados, debemos hacer:

- Elegir un lugar alejado de las puertas de acceso a casa, de los pasillos de tránsito de unas habitaciones a otras, para que sea el lugar donde el perro coma.

- La comida se pondrá siempre a las mismas horas y SIEMPRE en su escudilla, NUNCA en el suelo o sobre objetos humanos (suelos, bandejas...)

- La comida estás disponible unos minutos, tras los cuales, si no come, será retirado y no se volverá a ofrecer hasta la próxima toma (si el macho alfa cede el sitio para comer y el beta no come, los omega vendrán como locos a comer lo que no ha querido el beta)

- Una vez puesta la comida, nos vamos, JAMÁS NOS QUEDAREMOS MIRANDO A VER SI COME O NO... (recordamos que los que miran son subordinados y que el dominante se "regocija" en el acto... lo más probable, si nos quedamos a mirar, es que el perro no coma y encima se lama las patas o haga como que la comida "no le importa".

- NUNCA Y BAJO NINGÚN CONCEPTO (enfermedad, falta de hábito alimentario...) SE LE DARÁ DE COMER AL PERRO CON LA MANO! (como hemos hablado sólo los subordinados ofrecen comida al dominante... es una forma de decirle al perro que vosotros sois su subordinado y que le daréis de comer con la manita sin que él se moleste ni por agacharse a por ella).

-Ni que decir tiene que NUNCA SE LE DARÁ NINGÚN TIPO DE COMIDA HUMANA, la "ambrosía" es para los dioses, no para los perros.

- Jamás añadiremos nada en la comida, si el perro no come y añadimos "ambrosía" en el pienso (aceites, yogures. patés...) acabamos de decirle, por condicionamiento clásico, SI NO COMES, TE PREMIO CON ESTA "AMBROSÍA", por consiguiente, lo más probable es que el perro no vuelva a comer si no se le pone la "ambrosía" en el pienso... acto seguido nos considerará subordinados.

-NUNCA puede el perro estar cerca de la zona donde nosotros comemos, cuando estamos comiendo... Y NO HABLEMOS YA SUBIRLO A LA MESA!!!!!. (si un subordinado se "atreviera" a acercarse al dominante mientras se lame las patas ante la pieza capturada, recibirá de manera inmediata un mordisco y un par de revolcones por parte del dominantes).... ese momento es para el "jefe" y los demás deben esperar apartados de la zona a que él termine y dé permiso para comer "las sobras".

- Por último, si somos incapaces, después de leer estos conceptos, de dejar a nuestro perro 5 o 7 días sin comer hasta que el hambre apriete y coma su pienso, EL PROBLEMA LO TENEMOS NOSOTROS, Y NO EL PERRO!!!!!.

Destacar, para terminar el presente artículo, que los problemas de anorexia nerviosa SÓLO EXISTEN EN LAS SOCIEDADES INDUSTRIALIZADAS, en el "Cuerno de África", en las fabelas brasileñas o en las zonas deprimidas de China NO EXISTE ESTA ENFERMEDAD!!!. Los perros callejeros, NUNCA SE "CANSAN" DE COMER LO MISMO, NUNCA tienen problemas con dejar de comer, NUNCA esperan que nadie les dé la comida con la mano... y SOBRETODO... NUNCA SE MUEREN DE HAMBRE!!!!!.

Dejemos de ver a los perros como "príncipes, reyes, sultanes o semi-dioses" y empecemos a comprender que un perro es un cánido y si analizamos nuestros protocolos de alimentación observaremos que muchos de los puntos apuntados son INCUMPLIDOS POR NOSOTROS DE MANERA SISTEMÁTICA, por tanto cuando buscamos respuesta a "¿porqué mi perro no come?" repasemos estos puntos para ver si incumplimos uno o varios de ellos.



Por Etologiacanina.
drunken
avatar
cocio
Usuari@ Veteran@
Usuari@ Veteran@

Mensajes : 12359
Localización : PALMA DE MALLORCA

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi perro no quiere comer

Mensaje  Fmarquez el Vie Nov 06, 2015 1:29 pm

Entonces, le doy el TOTW hasta que se lo coma? Así dure días sin comer? Ya yo le di ese pienso y no le gustaba para nada

Fmarquez
Recién Llegad@
Recién Llegad@

Mensajes : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi perro no quiere comer

Mensaje  cocio el Vie Nov 06, 2015 1:45 pm

Da igual si le das ese u otro similar, sobre todo que no lleve cereales, sólo arroz y que los conservantes y antioxidantes sean naturales, no químicos, ni siquiera los autorizados por la CEE.

El sistema consiste en ponerle su comida, irte de la cocina o del lugar en el que se la pongas, dejársela durante 15 ó 20 minutos y luego volver y quitársela hasta la hora que le toque la siguiente toma, teniendo agua a su alcance puede estar hasta una semana negándose a comer, pero cuando acepte tu autoridad, habrás ganado un convivencia mejor.

También sería aconsejable que ejercitaras los puntos siguientes para conseguir una relación equilibrada con tu perro: 

Pasos importantes para establecer la jerarquía frente a tu perro.
1- Derecho de paso: el líder tiene preferencia de paso SIEMPRE. Esto quiere decir que cuando se mueve por el territorio, los demás se apartan, y no al revés. Olvida tus buenos modales, si tu perro se cruza en tu camino, ignóralo y sigue andando, si tropiezas no te enfades, simplemente actúa como una apisonadora: sigue avanzando. Que se aparte. Esto es especialmente importante en casa. El perro que se coloca en medio, en los pasillos o atravesado en las puertas de más tráfico para dormir, no está durmiendo, está controlando al personal. No pases por encima aunque eso no te suponga esfuerzo, se dará cuenta de que le estás cediendo el paso. Si está frente a puertas o en pasillos, coloca la punta del pie bajo su cuerpo y haz cuña suavemente (no se trata de ser violentos, solo de exigir paso libre), hasta que se levante, insiste lo que haga falta, cuanto más jefe se crea el perro más reacio será a moverse, pero no cedas. En pocas repeticiones él mismo evitará ponerse en medio. ¿Te da pena despertarle?, seguro que tiene una camita en una habitación tranquila y sin tráfico, si realmente quiere dormir, que la utilice. Haz lo mismo si se coloca delante de muebles con puertas o cajones, por ejemplo en la cocina, ábrelos como si no hubiese nada delante, aprenderá a quitarse si no quiere recibir un "portazo" en las narices. No se trata de usar mala leche, ni de hacerle daño, solo fingiremos que es transparente, que no está (no debería estar) allí. Por lo tanto no hace falta que abramos la boca para nada.
2- Derecho de comida: el líder come siempre el primero y se lleva la mejor comida, como es lógico. Si tu perro come a horas fijas, asegúrate de que no lo hace justo antes que tú. Coloca su comedero cuando el resto de la "manada" haya terminado en la mesa. Y nunca le alimentes desde la misma, por muy penosas que sean sus expresiones. Si se pone especialmente insistente, o incluso mete el hocico en la mesa, tienes dos opciones, ignorarlo totalmente, o gruñir (no le regañes, no lo entendería, solo gruñe, en bajo y clavándole la mirada, hasta que se aparte de la mesa). A la larga resulta muy agradable poder comer sin tener que vigilar que nuestro filete desaparezca de la mesa por debajo de nuestro codo. Si se cae algo accidentalmente al suelo, recógelo con rapidez y déjalo en la mesa, no le uses de "recogemigas", él lo interpretará como que cedes a su petición. La otra parte de este derecho es la de poder enredar en su comedero cuando lo creas oportuno. Si lo haces de modo paulatino desde que es pequeño, rara vez pondrá pegas, acarícialo por todo el lomo mientras come, y de vez en cuando añade algo más de comida o algo especialmente apetitoso: las manos en su comedero significan premio, y no le parecerá mal. Si ya es adulto y pone pegas, no te enfrentes a él, primero sube peldaños en otras facetas menos polémicas.
3- Derecho a descansar: el líder duerme en los mejores sitios, y además no debe ser molestado. Muy útil el domingo por la mañana, si el resto de la semana madrugas (tu perro estará en pie a la hora que marca el despertador, aunque no haya que ir a trabajar, ¿él que sabe?). La reacción de todo cachorro es la de coserte a lametones en cuanto te pille en posición horizontal. Si no le marcas un límite, considera que puede hacerlo. Ahora bien, si te fijas en ese cachorro cuando va a incordiar a un perro dominante que duerme, verás que no recibe precisamente alabanzas. Actúa igual. Gruñe con ganas y date la vuelta. Si insiste, sigue gruñendo hasta que se aparte de la cama. Lo entenderá en seguida. En este caso, si es el perro el que duerme y no está interrumpiendo el paso, nosotros también respetaremos su sueño. Si además no queremos tenerlo en las camas y sofás (fundamental si es un perro muy dominante, los sitios elevados dan categoría), es esencial proceder desde cachorro, cada vez que se suba, le daremos la orden de bajar, si no obedece (doy por supuesto que se le ha enseñado ese comando), le bajaremos nosotros mismos, con calma y sin enfados, las veces que sea necesario. Si ya estamos nosotros en ese lugar, o bien hacemos lo mismo, o bien optamos por gruñir en cuanto ponga las manos en el mueble, hasta que vuelva al suelo.
4- Derecho de propiedad: todo lo tuyo es tuyo y lo de los demás, también. ¿Recuerdas al famoso perro del hortelano?, pues era un perro líder. Eso implica que los juguetes, la cama del perro, su comedero y bebedero, y el contenido de la casa en general es tuyo, y se lo cedes porque te da la gana pero puedes recuperarlo cuando quieras. Como el andar quitándole de todo a todas horas al perro es más bien déspota (y de eso no suele haber en el mundo animal), limítate a ejercer tu derecho de cuando en cuando, principalmente con el cachorro, para asegurar que no hay reticencias por su parte a cederte las cosas, aunque las tenga en la boca. Un modo eficaz de no "pelear" por lo que tenga el perro en ese momento es dar un buen motivo para que te lo ceda (ver "soltar" en Adiestramiento).
5- Contacto corporal: al igual que en las personas, hay zonas más accesibles a los demás, y zonas más "privadas". En función de la dominancia del animal, se dejará tocar más o menos sitios. Si somos el líder, debemos poder tocarle en cualquier sitio sin recibir protestas. Puede ofrecer resistencia pasiva (plegar las orejas, retirar una pata o cerrar la boca con fuerza al querer explorarle), que venceremos con insistencia y paciencia, pero nunca debe emplear gruñidos para impedir que accedamos a alguna parte de su cuerpo. Las zonas más comprometidas son los genitales, la barriga, y el dorso/cabeza, por ese orden. El colocar nuestra mano (o cabeza) sobre el cuerpo de nuestro perro es una señal de dominancia, y al revés, si es él el que coloca una parte de su cuerpo sobre el nuestro, nos está exigiendo algo, no debemos responder JAMÁS. Para evitar problemas de contacto, debemos acariciar a nuestro cachorro a diario, con cariño y por todo el cuerpo, explorarle ojos, orejas, boca, piel......de modo que se acostumbre a que lo manipulemos; cepillarlo ayuda mucho. No se trata de obligarle físicamente a que se deje manosear durante minutos, sino de que poco a poco se habitúe a que podemos tocarle donde nos dé la gana. No es raro el perro que "no se deja cepillar la barriga", o "gruñe si le tocas la cabeza", no le dejemos llegar a esos extremos. Si él hace lo propio, podemos ignorarlo o repeler el contacto físico, depende de lo adecuado que nos parezca y de las circunstancias (a mí no me preocupa que un cachorro de 6 meses coloque su cabeza en mi barriga tras un rato de revolcarnos por el suelo, dado que no se ha mostrado dominante conmigo en ningún momento, lo interpreto más como una señal de confianza que de intento de subir de rango, por poner un ejemplo).
6- Contacto visual: en el lenguaje canino (y en el nuestro) una mirada fija en los ojos del otro implica dominancia y autoconfianza. Esto podemos hacerlo desde muy pequeños y asegura nuestro liderazgo sin riesgos (es peligroso en perros desconocidos o ya muy dominantes). En un momento de relax, clavar la mirada en los ojos de nuestro perro, llegará un momento en que él retire la vista girando la cabeza, ese es el objetivo, cuanto más afianzada esté nuestra posición, menos tiempo durará el contacto ocular.
7- Comandos: si eres el líder, tu perro debería hacer lo que le pides, al menos la mayor parte del tiempo (se supone que no eres un sargento que da órdenes a todas horas). Cuando el perro es muy joven, hay que enseñarle el significado de esos comandos, y una vez los tenga muy claros, insistir en que los haga, si no vale el comando verbal, puede ser necesario "obligarle" físicamente a obedecer, no con malos modos, simplemente "empujándole" a que lo haga. Si no viene y está atado, tirones muy suaves de la correa le harán seguirnos. Si está en el sofá y no baja, se le coge en brazos y se le pone en el suelo. Si no sube al coche, le subimos nosotros....de todos modos si estas situaciones se repiten muy a menudo (el perro no hace nada de lo que le pedimos), tal vez trata de decirnos algo..... (repasa la lista anterior).
8- Tú mandas: o eso crees, no?: Si tu perro te da órdenes y tú descuidadamente, las obedeces, él es el líder. El juguete que te trae, la petición de comida, el bebedero lanzado a tus pies, la correa en la boca y sentado frente a la puerta de la calle, el arrastrarte durante el paseo......hay mil y una situaciones en las que el perro nos ordena hacer cosas que nosotros hacemos sin pensarlo dos veces, y luego nos extraña que nos gruña al quitarle algo de la boca o no venga cuando le llamamos. Estas situaciones son conflictivas, confunden mucho al animal (a veces tratas de tomar el control, pero lo haces con poca decisión y ninguna constancia: no eres previsible y no se fía de ti), y generan tensión e incluso violencia entre los miembros de la manada. Lo primero para evitar esto (además de lo anterior) es hacer lo que él hace: observar. Esta actitud es clave. Nuestro perro lo observa todo, y hace muchas asociaciones en función de lo que ve, que le serán útiles en algún momento de la convivencia. Pues más nos vale seguir su ejemplo. Si le observamos detenidamente, y nos sacamos de la cabeza esas cositas que nos distraen y nos hacen ir por el mundo sin ver ni oir lo que pasa a nuestro alrededor (el jefe, la hipoteca, la inflación, la avería del coche......), nuestra relación lo agradecerá. Y al fijarnos nos damos cuenta de cuántas veces nuestro perro nos manipula para obtener algo de nosotros a lo largo del día. En estos casos tenemos dos opciones: ignorarlo, o complacerle. En el segundo supuesto, por ejemplo quiere jugar, es preferible aceptar (aunque lo ideal sería que nosotros hubiésemos iniciado el juego), ya que nuestro perro se aburre, y si no se le hace caso, se buscará la vida por otro lado (poco deseable). Pero en estos casos lo que debemos hacer es invertir los términos. Si recibimos una petición de nuestro perro, le daremos nosotros alguna orden (que se siente, que camine un rato al lado, lo que nos parezca), y como recompensa, jugaremos con él, le daremos algo de comida, etc. Así es él el que obedece, no nosotros.
 
Fuente: La sonrisa nórdica.
 
Si ya ha adquirido vicios de conducta puedes ayudarte con estas otras pautras:

 Dominancia en perros
Invertir posiciones
Muchos propietarios acaban con un perro que se ha hecho dueño de la casa. En la mayoría de los casos ocurre porque no eran conscientes de la naturaleza de su perro. Éste, como animal jerárquico que es, acabó haciendo lo que tenía que hacer: hacerse con el mando de la casa, en vista de que nadie se ocupaba de ser un líder en su jauría. Una vez que el perro está mandando es cuando sus dueños empiezan a darse cuenta de que algo está fallando.
Para cambiar la percepción de la situación por parte del perro debemos instalar ciertas normas. Aquí propongo una serie de reglas que podrán ser introducidas paulatinamente en la vida del perro. No necesariamente en este orden, todas tienen la misma importancia. Tampoco es necesario que las impongas todas; haciendo un esfuerzo para dejar bien claras algunas puedes cambiar ya bastante la idea que tiene tu perro sobre su posición en vuestra jauría. Intenta introducir estas normas una tras otra, evitando así un enfrentamiento. Puede ser que la primera norma que introduzcas, p. ej.: el empujar para pasar primero por una puerta, necesite varios días para llegar a ser bien entendida. Debes insistir hasta que haya quedado clara, sólo entonces debes dar el siguiente paso. Una vez logrado que el perro entienda una norma, resulta más fácil introducir la siguiente.
 
- Procura ser tú quien pase primero por una puerta u otra abertura estrecha.
La manera más fácil de lograr esto en casa es no dejar abierta ninguna puerta, así consigues que la libertad de movimientos del perro dependa totalmente de las puertas que tú selecciones y de tu permiso para que pase por alguna en concreto. No debes decirle que se siente, se quede o que espere: estarías pidiéndole su permiso para que te dejara pasar primero. En el mejor de los casos te concede el derecho del más alto en rango, dándote permiso para que pases antes que él. Cuando intente empujar para pasar primero, cierra la puerta de un portazo: procura hacerlo antes de que él pase y sin que le pilles su hocico. Al principio tendrás que repetir este procedimiento tres o cuatro veces cada vez que quieras pasar por una puerta. Insistiendo, observarás que empieza a darse cuenta de que lo más cómodo para él es dar un paso hacia atrás cuando quieras pasar por una puerta.
 
- Procura que no se suba a vuestros asientos y camas.
Dedica unos días a deducir cuáles son todos los lugares de la casa donde se tumba para descansar. Notarás que son más de los que te imaginabas. Quieres prohibirle el acceso a algunos, y a la vez quieres ocupar de vez en cuando otros de "sus" sitios, demostrándole claramente que estás ocupando su sitio.
 
- Ponle de comer cuando vosotros ya hayáis terminado.
Si hace falta le cambias su horario de comida para adaptarlo al vuestro. También puedes, a veces, preparar su comida delante de él, y en vez de ponérsela enseguida, sentarte para comerte tranquilamente unas galletas. Comiendo antes que él, le dejas claro que los superiores siempre comen primero y que por eso se comen los mejores trozos.
 
- No debes permitirle que ocupe lugares "claves" en la casa.
Quiero decir la entrada principal, puertas que se usan a menudo, la escalera... son todos lugares que dominan los superiores. Lo más fácil es hacer estos sitios inaccesibles para el perro, colocando barreras físicas. Esto implica cierta incomodidad durante varios días, pero a largo plazo merece la pena haberlo hecho.
 
- Procura que ir siempre de A a B por el camino más corto.
En otras palabras, debes conseguir que el perro te dé paso, incluso cuando duerme. Si hace falta le dejas una correa puesta, para así poder quitarlo tranquilamente de tu camino. De esta forma le explicas que los sumisos dan paso a los superiores.
 
- Prohíbele la entrada a ciertos cuartos, especialmente los dormitorios.
El perro debe aprender que sólo tiene acceso a una parte del "cubil", mientras que los superiores pueden acceder a toda la superficie.
 
- No le permitas que llame tu atención.
Puede hacer esto de muchas maneras: empujar tu brazo, mano o pierna con su hocico o una pata, ladrar, fingir que necesita entrar en el jardín (¡especialmente cuando estás hablando por teléfono!). Debe ganarse todos los privilegios, aunque sea solamente obedeciendo a la orden "SIT". Cualquier intento del perro para relacionarse con uno de vosotros debe ser cambiado de tal manera que la persona se quede con la iniciativa. No debes hacerle siempre caso tampoco, a veces conviene que le ignores totalmente (ni mirarlo), dejándole plantado por completo. El superior no se acerca a sus sumisos, mientras éstos no se acercan a él los ignora completamente. El sumiso debe acercarse, mostrando respeto. El superior siempre tiene el derecho para decidir si quiere algo o no en estos momentos.
 
- Cuando se gane el privilegio de ser acariciado, acaríciale solamente la cabeza, cuello y hombros.
Son las zonas de dominancia en el perro. Observa cómo cuando perros dominantes se encuentran, el más dominante coloca su cabeza o una de sus patas delanteras sobre cuello u hombros del otro. Un saludo de un sumiso se da en la zona de los labios, por debajo de la cabeza y por la zona del cuello hasta donde empieza el pecho No caigas en su truquito de colocar su pata delantera sobre tu brazo para conseguir que le acaricies su pecho, o cuando se tumbe boca arriba con el mismo fin. El perro dominante solamente recibirá esta sensación cuando monte una perra, u otro macho con el fin de dominarlo.
 
- Retira todos sus juguetes y posesiones.
Escoge el juguete que más le gusta y guárdalo tú. El resto de sus juguetes y posesiones deben desaparecer de su vida. Solamente puede jugar con este juguete cuando tú quieras e incluso entonces debe ganárselo, obedeciendo primero a alguna orden. Después del rato de juego no quieres dejarle con el objeto, quédatelo tú y guárdalo hasta otra ocasión en que decidas que puede jugar otra vez.
 
- Déjale solamente cinco minutos para comerse su comida.
Un perro dominante desarrolla a veces la costumbre de no comer la comida enseguida. Primero la deja un tiempo a la vista de los demás: "esta es mi comida y sé que nadie la va tocar". Incluso si empieza a comer cuando ya han pasado cuatro minutos y medio se la tienes que quitar a los cinco minutos, aún cuando no la haya terminado. Si hace falta podrás, al retirarle la comida que le sobre cambiársela por un trozo de algo que le guste mucho. Esto último sólo en el caso de un perro que se enfada cuando le tocas su comida.
 
- Al levantaros debe ser el perro el que se acerque para saludaros.
Muchos propietarios, y sobre todo los niños, de un perro dominante tienen la costumbre de saludar al perro por la mañana. El que se acerca para saludar es el sumiso. Si el perro no se acerca para saludaros, ignoradlo por completo. Tarde o temprano se acercará por primera vez. Procura, en este momento, saludarlo con mucha moderación.
 
- Demuestra tu poder sobre él con regularidad, repasando los ejercicios de Obediencia Básica que le enseñaste.
Aunque estos repasos duren nada más que cinco o diez minutos a diario, te ayudan enormemente para dejarle claro que tú lo dominas. Cuando repases debes hacerlo siempre teniendo al perro atado, porque solo así puedes obligarlo siempre a obedecerte.
 
- La última norma es la única que debe ser cumplida antes de poder aplicar cualquiera de las otras.
Si tu perro no sabe obedecer órdenes básicas debes enseñárselas. En el caso de un perro muy dominante, te recomiendo muy en serio que te pongas en manos de alguien que sepa tratar a este tipo de perros. 
 
Fuente: Escuela Canina Maya.
drunken
avatar
cocio
Usuari@ Veteran@
Usuari@ Veteran@

Mensajes : 12359
Localización : PALMA DE MALLORCA

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi perro no quiere comer

Mensaje  Fmarquez el Vie Nov 06, 2015 1:57 pm

Listo muchas gracias! Igual que piensos a parte del TOTW me podrías recomendar que sean vendidos acá en Colombia? Ayer fue a una veterinaria y me ofrecieron ANF, Equilibrio, Nutra Nuguets, Hills, Pro plan

Fmarquez
Recién Llegad@
Recién Llegad@

Mensajes : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi perro no quiere comer

Mensaje  cocio el Sáb Nov 07, 2015 11:25 am

De las marcas que has puesto la que me parece mejor es ANF, y esta variedad me parece muy buena:

ANF HOLISTIC DUCK & POTATO FORMULA, tiene buena composición y no le puede producir ni alergias ni intolerancias, el que le guste o no, depende de tí, si no tiene otra cosa terminará comiéndolo sin problemas, en todo caso le puedes echar un chorrito de aceite rico en ácidos grasos Omega 3, por ejemplo  pero huele mucho a pescado, y a algunos dueños no les gusta ... jejeje, aunque les va muy bien para tener un pelo brillante y reforzar el sistema inmunitario.

En este enlace puedes ver la composición:
http://www.just-medical.com/mgt/medmail/app/templates/203/data/download/links/121109EU_ANF%20HOL%20D&P.pdf

No te olvides de hacer el cambo progresivamente, vigila las cacas y si se ablandan, para unos días en esa cantidad, hasta que se normalicen hay perros que en unos días lo asimilan y otros pueden tardar hasta un mes.

Rolling Eyes
avatar
cocio
Usuari@ Veteran@
Usuari@ Veteran@

Mensajes : 12359
Localización : PALMA DE MALLORCA

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi perro no quiere comer

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.