Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» 4 - ALIMENTACIÓN Y PIENSOS
Sáb Oct 13, 2018 10:06 am por cocio

» Insuficiencia cardíaca congestiva
Sáb Oct 13, 2018 10:00 am por cocio

» Adiós gordito...
Miér Oct 10, 2018 10:37 pm por lukarrr

» Mi bebe Loki
Vie Oct 05, 2018 10:27 am por cocio

» Presentación de Giorgio
Miér Oct 03, 2018 10:13 am por Giorgio29

» Camada Afijo Dos Touros
Mar Oct 02, 2018 6:58 pm por SHANDRA

» LANA CON 6 MESES Y MEDIO CASI!
Mar Oct 02, 2018 6:50 pm por SHANDRA

» DISPONIBLE cachorros : 1 HEMBRA Y 1 MACHO AFIJO: AS DE CORAZONES
Mar Oct 02, 2018 1:23 pm por PACO, AS DE CORAZONES

» Nuevo miembro
Mar Oct 02, 2018 9:59 am por cocio

» Hola! Soy Dino
Lun Oct 01, 2018 4:25 pm por Dos Touros

» Hemagiosarcoma
Lun Oct 01, 2018 1:43 pm por Raul1276

» CAMADA AFIJO AMABO´S
Lun Oct 01, 2018 10:03 am por cocio

» NALA, nuestra perrita ya esta en casa
Dom Sep 30, 2018 9:55 pm por zabalita

» Cachorro fawn disponible
Sáb Sep 29, 2018 11:25 am por De Zurbano

» No sabes que pienso elegir? Entra aqui
Lun Sep 24, 2018 11:09 am por Angeles

» Y ahora llega Baku! --- ❤ Balder, siempre con nosotros ❤
Dom Sep 23, 2018 11:16 pm por zabalita

» Cachorrro macho disponible atigrado AFIJO 18768 Talauri
Jue Sep 20, 2018 10:27 am por leyre43

» Hemangiosarcoma en el bazo
Miér Sep 19, 2018 4:42 pm por Raul1276

» Quiero comprar un bulldog frances
Miér Sep 19, 2018 10:15 am por cocio

» COMO PRESENTAR PERRO Y NIÑO Y VICEVERSA
Miér Sep 19, 2018 10:08 am por cocio

Mejores posteadores
cocio (12700)
 
zabalita (8541)
 
Blade (5065)
 
frankxute_87 (2840)
 
Angeles (2555)
 
Sweet Obsession (2386)
 
lrene (2296)
 
fran-ortu (2057)
 
renesme (1958)
 
Chispa (1833)
 

Los posteadores más activos del mes
cocio
 
Dos Touros
 
SHANDRA
 
MSN
 
Giorgio29
 
PACO, AS DE CORAZONES
 
SakuCh4n
 
Loki
 
Angeles
 
Raul1276
 

Octubre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario


Os presento a choco!

Ir abajo

Os presento a choco!

Mensaje  nipagando el Vie Feb 23, 2018 12:46 pm

Hola, como sabéis tuve un problema con un cachorro y tuve un poco de miedo para poder cojer otro pero al final me decidí por un criador que me daba pedigrí y sobre todo confíanza puesto me habla continuamente para saber cómo va el cachorro puesto dice que le gusta mantener él contactos con sus perros!
Me decidí por un atrigado y su nombre es choco, es un muñeco, no para de jugar y de comer pero es pequeño y pesa un kg solamente teniendo 50dias, ya lo ha a visto el veterinario y comenta que está muy bien y sobre todo sano que es lo importante 
Os paso alguna fotos!
Gracias 




Última edición por nipagando el Vie Feb 23, 2018 3:24 pm, editado 1 vez

nipagando
Recién Llegad@
Recién Llegad@

Mensajes : 20

Volver arriba Ir abajo

Re: Os presento a choco!

Mensaje  cocio el Vie Feb 23, 2018 1:32 pm

Sí que se le ve muy pequeñito, pero si está sano pues no pasa nada. Lo que no puedo dejar de decirte es que los cachorros deben estar con su madre y hermanos de camada hasta mínimo los dos meses, mejor si son tres, para poder ser equilibrados y tener el imprinting que corresponde.

Te pongo un par de artículos que quizá te puedan ayudar a criarlo:

Período de impronta, imprinting, período sensible o de máxima susceptibilidad
A la mayoría de personas que somos propietarios de perros, el objetivo que buscamos cuando introducimos a un animal de este tipo en nuestras familias es poder disfrutar de su compañía y que él disfrute de la nuestra. Para ello es necesario que haya un aprendizaje, en ambos sentidos, es decir, lo ideal (aunque no ocurre siempre) es que aprendamos a conocer las necesidades emocionales y físicas de nuestros perros para poderlas cubrir y que éste aprenda a comportarse correctamente en las diferentes situaciones que se encontrará día a día.
Desgraciadamente, aun existiendo la cantidad de trabajos bibliográficos asequibles a todo el mundo, aún hay un gran número de propietarios que intentan educar a sus perros mediante “ensayo y error”. Este sistema tiene el inconveniente que el error cometido, en ocasiones, puede ser irreparable. Esto ocurre especialmente en el período de impronta. Si durante este período se comete algún error grave, tanto por una estimulación nociva como por un defecto de estimulación, podemos obtener perros adultos con problemas de agresividad, hiperactividad, fobias, estereotipias, problemas gástricos y un largo etcétera, de muy difícil solución.
Hay que tener en cuenta que los diferentes comportamientos del perro dependen en un 20% de su herencia y en un 80% de los aprendizajes.
Podemos definir el
 período de impronta como “un espacio de tiempo más o menos delimitado, que sucede por lo general en una etapa temprana del desarrollo, y durante el cual un determinado aspecto de la conducta se ve influido de forma especialmente notable por la acción de determinados factores de naturaleza externa e interna” (Iglesias y Serrano, 1997). El hecho que unos agentes externos determinados afecten más o menos a la conducta del individuo dependerá de la intensidad y frecuencia en que aparezcan estos estímulos y la predisposición genética del animal a gestionar influencias externas.
El período crítico determina el desarrollo del comportamiento que presentará el individuo durante toda su vida futura (Van der Kloot, 1968). La adopción del término período crítico al estudio del comportamiento vino de la mano de Konrad Lorenz con el descubrimiento del fenómeno de impronta o troquelado.
Por este descubrimiento,
Konrad Lorenz fue Nobel de Medicina en 1973.
La duración del período de impronta varía de unas especies a otra y así como en los patos es de unas horas
 en los perros es de 4 meses.
La definición de período crítico realizada por Konrad Lorenz destaca dos aspectos fundamentales:

a) la delimitación temporal precisa de la influencia de la estimulación y 
b) la irreversibilidad de los cambios conductuales.
De ahí el uso del término crítico.
Sin embargo, la gran cantidad de estudios posteriores revelan que la delimitación temporal no es rigurosamente fija y los cambios conductuales producidos permiten un cierto grado de modificación.
Por ello, en la actualidad la mayoría de autores prefieren hablar, en vez de un período crítico, de
 períodos sensibles o de máxima susceptibilidad.
Por lo que he podido comprobar personalmente a través de mi experiencia como educador canino es que problemas de conducta cuya causa está en una maduración incorrecta en el período de impronta son imposibles de solucionar de forma completa. En cambio, si la causa del problema se encuentra en alguna experiencia ocurrida en la edad adulta, el perro se puede rehabilitar completamente. Es decir, un perro con agresividad a otros perros debido a la fobia que le produce ver otros perros (al no haber conocido perros en edades tempranas los ve como un estímulo desconocido y por tanto, potencialmente peligroso) podemos llegar, con un tratamiento adecuado (que a veces se dilata varios meses pero que realmente nunca acaba de terminar) a que pueda tolerar la presencia de otros perros sin llegar a reaccionar pero NUNCA conseguiremos que sea sociable.

La información que debería haber recibido en forma de señales gestuales de otros perros cuando era cachorro, nunca será capaz de entenderla del todo. Un perro que ha recibido MUCHAS atenciones en este período, muy probablemente tenga dependencia a las personas. Un can con el que se haya jugado excesivamente permitiéndole que se excite sin control cuando era cachorro, siempre tendrá un grado de excitabilidad desmedido ante estímulos que le recuerden al juego…
En el período de socialización el perro aprenderá a qué especie pertenece, cuáles son las especies amigas, cómo comunicarse, cómo organizar y regular sus comportamientos, luego deberá integrarse en el grupo social y cómo volverse autónomo (apego y desapego). Es, por lo tanto, un período de la vida del perro que debe vigilarse correctamente y cuyo parámetros deben dominarse perfectamente para no cometer errores que perduren en el tiempo (Meder, 2001; Pageat, 2000 a).
Para aprender a ayudar a nuestro perro a madurar correctamente lo ideal es apuntarse a un curso de cachorros.
Según Davis (1966) y Pongráez y col. (2003), el comportamiento del perro es una respuesta constante a una situación ambiental. Las actividades relacionadas a su ambiente son un estímulo constante para él, lo que exige un ajuste constante al hábitat y, a través de este ajuste, la supervivencia del individuo. Los lóbulos corticales (parte del cerebro que traduce la información del exterior y que coordina las respuestas del individuo) del perro están mucho más desarrollados que los de otras especies domésticas, como el gato, y por tanto lo capacitan para desarrollar el lenguaje basado en la comunicación oral, odorífera, en expresiones faciales y en posturas corporales, necesarias para conformar comportamientos cooperativos para las cacerías, reproducción y defensa. Incluso el lenguaje lo capacita para una más amplia interpretación cognitiva de las emociones de otros individuos dentro del grupo y facilita la predicción de su comportamiento. Esto, a su vez le permite al perro modificar su comportamiento con mucha flexibilidad en respuesta a sus emociones o a la de los integrantes del grupo. Esta enorme flexibilidad del perro le permita establecer relaciones similares y niveles de cooperación con el ser humano (Neville, 1998).
El primer aprendizaje social se realiza en el seno de la camada, junto con sus hermanos y la madre, por ello, lo ideal es que el cachorro conviva con sus hermanos hasta cumplir las 8-10 semanas de edad.

Por tanto, si queremos que nuestro perro no desarrolle un problema de dependencia y posible ansiedad por separación, agresividad a perros o personas, estereotipias, baja tolerancia a la frustración, hiperactividad, autocontrol en la intensidad de la mordida, autocontroles varios… es esencial que sepamos qué rutinas debemos llevar con nuestro cachorro, cómo debemos presentarle las diferentes  situaciones que se encontrará de adulto, cuál es la mejor manera en que debemos informarle de los comportamientos aceptables para una convivencia en armonía en nuestro núcleo familiar, etc.
Newland (1977) asegura que los perros no dejan de aprender una vez finalizado el período de impronta, pero sí deja en claro que este es el período de mayor importancia en el futuro desarrollo del perro adulto. Por lo anterior, es muy importante hacer buen uso de esta etapa.
Si realizamos un esfuerzo extra durante esta etapa y hasta que nuestro perro tenga el año de edad, el trabajo que deberemos realizar a partir de esa edad será nimio si lo comparamos con el esfuerzo a realizar para paliar algún error, por exceso o por defecto, en etapas tempranas de maduración.

Por Noel Espinosa. Especialista en comportamiento canino.
BIBLIOGRAFÍA
-Ariel Cristian Navarrete Pérez. El período de impronta en los cánidos domésticos (Canis familiaris). 

-Facultad de Ciencias Veterinarias. Instituto de Patología Animal.

DESARROLLO DE LA CONDUCTA Y APRENDIZAJE
1) DESARROLLO DE LA CONDUCTA EN EL PERRO
El desarrollo de la conducta durante las primeras etapas de la vida es en buena medida el resultado de la maduración del sistema nervioso central y de los órganos de los sentidos, así como del desarrollo de la capacidad locomotora. En el caso del perro doméstico, estos cambios pueden resumirse del siguiente modo:
1) Durante las primeras cuatro semanas de vida el encéfalo crece rápidamente, sobre todo debido a la mielinización de las estructuras encefálicas subcorticales. Por el contrario, la mielinización de la corteza cerebral -y muy especialmente de las áreas de asociación- es un proceso más tardío, que se inicia alrededor de las cuatro semanas y continúa hasta que el perro tiene varios meses de edad. Estos cambios en el sistema nervioso central provocan un aumento gradual en la capacidad de aprendizaje del perro durante las primeras etapas de su desarrollo. En efecto, si bien durante las dos o tres primeras semanas de vida el cachorro es capaz de aprender asociaciones simples, la adquisición de la respuesta es muy lenta.
Por otra parte, las formas más complejas de aprendizaje se desarrollan paulatinamente a lo largo de los primeros meses de vida.
2) Los únicos sentidos funcionales al nacer son el tacto, el olfato y el gusto. Los conductos auditivos y los ojos se abren cuando el cachorro tiene entre 11 y 14 días de edad. A pesar de ello, la vista y el oído no empiezan a ser funcionales hasta más tarde. Así, por ejemplo, el cachorro no responde a los estímulos auditivos hasta los 19-20 días de vida, y la orientación hacia estímulos visuales o auditivos no tiene lugar hasta los 25 días de edad aproximadamente.
El reconocimiento visual de objetos familiares tiene lugar poco después. La retina es funcionalmente madura a las 6 semanas de edad, aunque la percepción visual continúa desarrollándose de forma progresiva hasta que el animal tiene aproximadamente 4 meses de edad.
3) La capacidad de movimiento es muy limitada en el momento del nacimiento, y durante los primeros días de vida el cachorro se arrastra con las patas delanteras manteniendo el tronco en contacto con el suelo. En cachorros normales, las patas delanteras pueden aguantar el peso del cuerpo a los 6-10 días de edad, y las patas traseras, a los 11-15 días. Pocos días después, el cachorro empieza a alejarse de la madriguera y a explorar el entorno.
4) La maduración del sistema nervioso central durante las primeras semanas de vida explica la aparición y desaparición de algunos reflejos que son característicos de edades concretas y que resultan de interés para evaluar el desarrollo del animal. El cachorro muestra dominancia flexora durante los primeros 4 o 5 días de vida, de manera que, si se mantiene al animal suspendido en el aire por la base de la cabeza, éste responde flexionando las
extremidades, la columna vertebral y la cola; después, y hasta el final de la segunda semana de vida, el cachorro muestra dominancia extensora.
Durante las dos primeras semanas, el cachorro muestra algunos reflejos espinales simples, tales como el reflejo extensor cruzado. Dicho reflejo es anormal en perros adultos, pero debe considerarse normal en animales menores de 18 días. Además, el cachorro muestra respuestas motoras más complejas que requieren un tono muscular adecuado. Entre éstas se encuentran el denominado reflejo de Magnus y el reflejo de rooting (movimientos de exploración con el hocico característicos de algunos animales). El reflejo de Magnus puede desencadenarse flexionando la cabeza del cachorro hacia un lado; el animal responde entonces extendiendo las patas del lado hacia el que se ha girado la cabeza y flexionando las otras. El reflejo de Magnus está presente al nacer y se mantiene hasta los 21 días de edad aproximadamente.
El reflejo de rooting consiste en el desplazamiento del cachorro hacia cualquier objeto caliente situado cerca de su cabeza, y puede desencadenarse colocando una mano en forma de copa inmediatamente por delante del hocico del cachorro. El reflejo de rooting es desencadenado normalmente por la hembra al lamer el hocico del cachorro, y permite que éste se mantenga próximo a la madre; está presente al nacer y empieza a desaparecer a los 4 días de edad.
Aunque el desarrollo de la conducta es un proceso gradual, al estudiar los cambios comportamentales que se producen durante las primeras semanas de vida del perro se distinguen tradicionalmente cuatro períodos: neonatal (primera y segunda semanas de vida), de transición (tercera semana), de socialización (desde la cuarta hasta la duodécima semana de vida) y juvenil (desde la decimotercera semana hasta la madurez sexual). Las características más importantes de cada período se describen a continuación.
La manipulación frecuente del cachorro durante el período neonatal tiene consecuencias importantes sobre su desarrollo. Los efectos de la manipulación neonatal han sido estudiados sobre todo en roedores de laboratorio y pueden resumirse de la manera siguiente:
1.1. Período neonatal
Desde el punto de vista comportamental, el período neonatal se caracteriza porque el cachorro dedica prácticamente todo su tiempo a dormir o mamar. La conducta de alimentación puede ocupar alrededor del 30 por ciento del tiempo. El sueño del cachorro durante esta etapa es sólo de tipo REM, y va acompañado de temblores y movimientos musculares frecuentes; el sueño de onda lenta no aparece hasta el período de transición. Durante el período neonatal la defecación y la micción son actividades reflejas que resultan de la estimulación táctil de la zona perineal del cachorro por parte de la madre.
a)   Los animales que han sufrido manipulación neonatal (MN) muestran una maduración más rápida del sistema nervioso central, abren los ojos a una edad más temprana, crecen más deprisa y muestran coordinación motora antes que los animales control que no han sufrido manipulación neonatal (C).
b)   Al llegar a la edad adulta, los animales MN muestran una conducta exploratoria más intensa que los animales C cuando son colocados en un ambiente desconocido. Esta mayor intensidad en la conducta exploratoria -juntamente con otras características- indica que los animales MN son menos «emocionales» que los animales C, es decir, muestran una menor respuesta de miedo al ser colocados en un ambiente desconocido. Además, la manipulación neonatal aumenta la capacidad de aprendizaje.
c)   Con relación a los animales C, los animales MN muestran durante toda su vida una respuesta adrenocortical más flexible y adaptada a la intensidad del factor estresante que la desencadena. En otras palabras, en ausencia de factores estresantes la concentración plasmática de glucocorticoides de los animales MN es inferior a la de los animales C, pero en respuesta a factores estresantes muy intensos la concentración plasmática de glucocorticoides de los animales MN aumenta hasta niveles superiores a los mostrados por los animales e sometidos al mismo tratamiento.
d)   Los animales MN muestran una mayor resistencia frente a algunas enfermedades que los animales C, mientras que la situación es la inversa en relación a otras enfermedades.
Al menos algunos de los efectos que la manipulación neonatal tiene sobre el desarrollo de los roedores de laboratorio son aplicables a todas las especies altriciales. Así, en el caso del perro doméstico varios trabajos indican que dicha manipulación tiene efectos positivos sobre la emocionalidad y la capacidad de aprendizaje del animal; ambas características son especialmente importantes en perros de trabajo y esto explica probablemente que la manipulación neonatal sea una práctica rutinaria en algunos centros de cría.
1.2. Período de transición
Durante el período de transición el cachorro empieza a explorar el entorno y muestra conducta de juego por primera vez. El EEG indica la existencia tanto de sueño REM como de sueño de onda lenta. La conducta de eliminación no depende necesariamente de la estimulación táctil proporcionada por la hembra.
1.3. Período de socialización
El período de socialización se caracteriza fundamentalmente por un aumento muy marcado en la conducta exploratoria y en las interacciones con los otros cachorros. Aproximadamente a las 6 semanas de vida los cachorros empiezan a mostrar pautas de conducta social características de los adultos, tales como la aproximación y exploración anogenital. La conducta de juego incluye a partir de esta edad secuencias motoras propias de la conducta
sexual. En condiciones normales, el cachorro empieza a ingerir alimento sólido entre las 3 y las 4 semanas de vida.
Durante el período de socialización el cachorro aprende a aceptar la proximidad de otros perros y de las personas sin mostrar respuestas de miedo o agresividad excesivas. Esto conlleva que el período de socialización sea sin lugar a dudas el más importante desde el punto de vista práctico.
1.4. Período juvenil
Durante el período juvenil no se producen cambios importantes en la conducta; las pautas de comportamiento iniciadas durante el período neonatal continúan, y el perro desarrolla progresivamente su capacidad motora.
1.5. Importancia del período sensible de socialización
El período de socialización del perro doméstico es un ejemplo de período sensible en el desarrollo de la conducta. Tal como hemos dicho anteriormente, en un período sensible el ambiente tiene un efecto particularmente intenso y duradero sobre el desarrollo del individuo.
La existencia de períodos sensibles en el desarrollo de la conducta fue descrita inicialmente en aves precociales. Dichas aves aprenden a reconocer las características de sus progenitores, y por extensión las características de los miembros de su especie, durante un período muy concreto, que normalmente abarca las horas siguientes al nacimiento. Este proceso de aprendizaje recibe el nombre de imprinting y se caracteriza entre otras cosas por ser hasta cierto punto irreversible y producirse sólo durante un período determinado, denominado período crítico, término que ha sido sustituido recientemente por el de período sensible, al haberse comprobado que las consecuencias del imprinting son más reversibles de lo que se pensaba. En cualquier caso, el imprinting condiciona no sólo la conducta del polluelo, sino también la conducta social y reproductora del ave adulta.
El imprinting no es exclusivo de las aves, sino que otros animales -incluyendo los mamíferos domésticos- muestran procesos de aprendizaje muy similares. Así, por ejemplo, el desarrollo de la conducta maternal en algunos animales se caracteriza por la existencia de un período sensible en el que la hembra aprende a reconocer a la cría. La presencia de la cría durante este período es imprescindible para que la conducta maternal se mantenga durante toda la lactación.
El proceso de socialización del perro constituye, como hemos dicho, un segundo ejemplo de período sensible en el desarrollo de la conducta. Las características principales de este proceso pueden resumirse del siguiente modo:
1)   El inicio del período de socialización depende del desarrollo sensorial y motor del animal; en otras palabras, la socialización empieza cuando los órganos de los sentidos son mínimamente funcionales y la coordinación motora está lo suficientemente desarrollada como para que el animal pueda explorar el entorno e interactuar con otros individuos.
2)   El final del período de socialización depende de la aparición de una respuesta de miedo frente a estímulos desconocidos. Esta respuesta no aparece hasta que el cachorro tiene 5 semanas de edad, y su intensidad aumenta gradualmente desde entonces. La aparición de la respuesta de miedo hace que la tendencia del animal a explorar situaciones nuevas disminuya paulatinamente a partir de las 8 semanas de edad aproximadamente. Cuando el perro tiene entre 10 y 12 semanas de edad, la respuesta de miedo es lo suficientemente intensa como para finalizar el período sensible de socialización.
El mecanismo responsable de la aparición de la respuesta de miedo no ha sido establecido con claridad, pero los trabajos realizados con otras especies sugieren que su aparición depende de la maduración de las estructuras nerviosas que controlan la respuesta de miedo. El período sensible de socialización sería por tanto el espacio de tiempo comprendido entre el inicio de la madurez sensorial y la madurez de las estructuras nerviosas que controlan la respuesta de miedo frente a situaciones nuevas. Los límites de dicho período muestran una cierta variabilidad entre razas y entre individuos de una misma raza.
3)   La socialización durante el período sensible permite que el perro desarrolle una conducta social normal con relación a otros perros y, en su caso, a las personas. Dicha socialización, como veremos más adelante, no depende de un proceso de condicionamiento y no requiere por tanto reforzamiento positivo.
4)   La recomendación práctica derivada de la existencia del período sensible de socialización es que el perro debería tener contacto con personas y con otros perros durante el período de tiempo comprendido entre las 3 y las 12 semanas, y muy especialmente entre las 5 y las 8. Existe una amplia evidencia experimental que demuestra que una socialización inadecuada aumenta muy considerablemente el riesgo de que el animal muestre posteriormente problemas de comportamiento, incluyendo miedo y/o agresividad hacia las personas o hacia otros perros.
Igualmente, es conveniente que durante el período sensible el cachorro entre en contacto con las situaciones que probablemente encontrará en la edad adulta. Hay que tener en cuenta, según algunos autores, que la socialización con las personas depende fundamentalmente de estímulos visuales; la imagen visual de un niño es probablemente muy distinta a la de un adulto y, en consecuencia, es importante que el perro tenga contacto con unos y con otros durante el período de socialización. Aunque es difícil comprobar este extremo de forma experimental, la evidencia clínica sugiere que la falta de contacto con niños durante el período sensible puede efectivamente ser un factor de riesgo.
5)   La socialización continúa siendo posible una vez finalizado el período sensible; no obstante, la propia respuesta de miedo hace que sea lenta y difícil. A la inversa, los resultados de una socialización adecuada durante el período sensible pueden disminuir muy considerablemente si el animal no tiene contacto con las personas o con otros perros durante el período juvenil.
El sueño de los cachorros de perro
La mayor parte del tiempo, los cachorros recién nacidos están durmiendo (96%) excepto para los amamantamientos: la mayor parte del sueño es de tipo REM. Sólo un 1% es de tipo ondas lentas. Es curioso porque este tipo de sueño se suele asimilar con la experiencia, y en esta etapa de vida la experiencia se ha visto limitada a la intrauterina. Duerme amontonado con su camada, manteniéndose lo más juntos posible para evitar las pérdidas de calor.
El porcentaje de sueño REM cambia del 85% al séptimo día de vida a un 7% al día 35. En estas fechas, a lo largo del día, el tiempo de sueño es ya de un 38% y el correspondiente al sueño SOL es de un 30% de la duración del día.
Puesto que mientras duermen, tienden a mantenerse muy en contacto unos con otros, cuando están con el dueño, separados de la camada, para descansar buscan el regazo o los pies de los dueños. La ansiedad nocturna de los recién destetados puede ser aliviada colocando algo caliente como una bolsa de agua caliente o incluso ropa sudada que suponga un estímulo olfativo.
El juego en los perritos
Los humanos no sólo inspiran tendencias protectivas sino que también los buscan para jugar.
Sabemos cómo juegan, pero no por qué juegan y por qué el juego persiste más en unas especies que en otras.
El juego en cachorros comienza a las 3 semanas de vida con montas de uno sobre otros. Las montas se dirigen hacia la cabeza del oponente y realizan mordisqueos que suponen auténticos estímulos sensoriales. Cuando salen los dientes los mordiscos son suavizados en función de las recriminaciones que les hace la madre o quienes los reciben. Los perros que sufren un destete muy precoz no aprenden a inhibirse en sus bocados, lo mismo sucede si el dueño no castiga unos mordiscos peligrosos.
Juego agonístico:
Conforme las capacidades motoras de los cachorros maduran, a partir de las 4-5 semanas el juego combativo se hace más patente, surgen agarrones con sacudidas en el cuello. Aparecen los gruñidos y los saltos dejándose caer desde arriba. Los cachorros comienzan a mostrar gestos faciales parecidos a los de los adultos. El juego favorito es provocar la batalla con los compañeros o con los humanos, pero puede acarrear vicios orales. Lanzan mordiscos
mientras alternan posturas de tumbado y levantado.
Juego sexual:
Aparece a las 6 semanas. Montan y realizan movimientos pélvicos, sin tener en cuenta el sexo del compañero. Lo hacen sobre todo los machos.
Aquellos que no han tenido la oportunidad de criarse con otros compañeros y practicar este juego, cuando tiene que cubrir de verdad, cometen más errores de intromisión y están más desorientados. Es por lo tanto de importancia para el desarrollo futuro.
Los signos de incitación al juego ya fueron descritos en el tema correspondiente a comunicación.
El juego en el perro, como en otras especies, se caracteriza por ser acciones muy exageradas y distribuidas en secuencias impredecibles.
2. APRENDIZAJE EN EL PERRO
El científico ruso Ivan Pavlov fue el pionero en los estudios sobre aprendizaje y definió los dos tipos básicos de aprendizaje: el clásico (respondente o Pavloniano) y el operante (o instrumental).
Los perros van a manifestar los diferentes tipos de aprendizaje, aunque algunos son difíciles de evidenciar.
Está claro que el condicionamiento clásico puede conseguirse con facilidad en los perros. Éste puede darse en múltiples circunstancias. Por ejemplo, pueden abrir una puerta de un cajón y sacar los zapatos del dueño para llevárselos conforme huele que el desayuno está preparado. Muchos miedos y fobias pueden haber comenzado con un proceso de condicionamiento y haberse consolidado gradualmente a base de asociar un ENC con un estímulo neutral.
Los perros pueden ser entrenados mediante condicionamiento clásico para traer un objeto concreto ante una orden.
En paneles de elección, son capaces de elegir el objeto acertado entre tres con una probabilidad de acierto de 83-92%.
Condicionamiento operante
Un perro puede estar ladrando toda la noche porque se da cuenta que al hacerlo el dueño se despierta. Para acallar sus ladridos el dueño le gritaba y el perro lo interpretaba como un contacto social. Cada vez que ladra mantiene un intercambio verbal con el dueño y la
intensidad de los ladridos incrementa. El dueño cansado se preocupa de que pueda molestar a los vecinos y lo entra en la casa, con lo que el perro cambia su manera de relacionarse socialmente mediante contactos físicos por intercambios verbales.
La habituación
Supone el reconocimiento de que no sucede nada. Un perro de cacería aprende aceptar el sonido de los disparos a base de exponerse repetidamente a ellos.
La impronta
Se produce en muchas situaciones del periodo sensible. La madre se impronta de sus recién nacidos mediante el olfato y la apariencia.
Este vínculo supone asegurar la supervivencia y tener alimento y confort emocional.
La perspicacia o aprendizaje
A partir de señales también está presente en los animales pero es difícil de comprobar. Es posible que se pueda producir en los perros. Por ejemplo, un beagle que fue testado en un laberinto T, corría por él y de repente se paró miró a izquierda y derecha, y luego otra vez a la izquierda, y por fin cogió el camino de la izquierda. Parecía que se estaba decidiendo sobre qué ruta escoger. Otro ejemplo de perspicacia se describe en el caso de un perro que para escapar de su parcela se subía a un montón de leña que estaba cerca de la valla. Cuando los dueños descubrieron cómo lo hacía retiraron la leña y la colocaron lejos del cercado. A los pocos días el perro había vuelto a escapar y vieron un pequeño montón de leña junto a la
valla, pero pensaron que lo había puesto el niño. Un día, la familia vio al perro llevando un tronco hacia la valla.
Aprendizaje latente
Es aquel en el cual lo aprendido no surge de inmediato, es decir que el refuerzo no es tan obvio.
Existen muchos trabajos que prueban que los perritos que no han sido manipulados antes de las 16 semanas de edad tienen diferencias con los que sí lo han sido. Las diferencias neurológicas se producen en las neuronas vestibulares, y en neurotransmisores del SNC tales como el GABA, glutamina, alanina y estresas. También las glándulas adrenales de los manipulados son mayores, tiene mejor coordinación cinética, son más exploratorios, más
sociables con las personas y solucionan mejor los problemas, su posición social con otros perros es más elevada, son menos emocionales ante situaciones nuevas y hay una maduración cerebral más rápida.
Aprendizaje observacional
Un perro que ve a otro solucionar un problema puede llegar a copiarlo y resolverlo con éxito más rápidamente que si lo hubiera tenido que aprender por sí mismo mediante ensayo y error. El refuerzo en estas situaciones suele ser la comida y el limitante está en que tiene que darse el tiempo suficiente para que se desarrollen las capacidades visuales y motoras.
Refuerzos positivos
En cachorritos los refuerzos primarios son los más apropiados, tales como comida, agua o refugio. Conforme son mayores, los refuerzos secundarios asociados por condicionamiento clásico son más importantes.
Aún se está debatiendo sobre si la interacción social supone para los perritos un refuerzo secundario o primario. Es posible que existan diferencias individuales para ello.
En algunos perros que llevan mucho tiempo sin estar con alguien, la reacción ante una persona puede ser muy grande, estos perros serían los que más responderían ante una disciplina de entrenamiento que suponga la pérdida de compañía. Colocándolos inmediatamente en una habitación cerrada sin comida, agua o compañía durante 3-5 minutos, se les podría ayudar a hacer desaparecer comportamientos relacionados con lo social tales con agresión o sobreprotección hacia el propietario.
Refuerzo negativo
Supóngase un perro temeroso que se mete debajo de la cama y el propietario empieza a gatear debajo para sacarlo hacia fuera. El perro gruñe por el miedo y el dueño se sorprende y se marcha. En este caso la retirada del humano supone un refuerzo negativo para el comportamiento del gruñido, porque su resultado es la reducción del temor del perro.
Castigo
Para el perro, cuando se pretende establecer un código de obediencia, basarse en el plano afectivo es más efectivo que un castigo positivo.
Un tono de voz puede ser más significativo para el perro que un golpe demasiado severo con un periódico enrollado que da como resultado la agresión por temor.
Por otra parte, ninguna forma de castigo, incluyendo los collares eléctricos, pueden con perros muy tozudos. En esta clase de perros, sólo el refuerzo positivo puede hacer que aprendan.
No existe un protocolo de refuerzo o castigo que sirva para trabajar con todos los tipos de perros. Las técnicas deben de ser individualizadas. Se ha visto que los cachorros de 9 días ya pueden aprender a evitar estímulos adversos tale es como el aire frío. No es apropiado iniciar un castigo a baja intensidad para ir aumentándolo si no se responde de la manera apropiada: los animales son capaces de ajustarse a esa tendencia y se necesitarían castigos
de intensidad muy alta para producir una baja respuesta.
Un castigo demasiado severo puede causar miedo, agresión o sumisión en vez de la respuesta que buscamos.
Si se castiga con demasiada frecuencia también puede darse una habituación. Los comportamientos innatos, fundamentales para la supervivencia, para los que el animal está muy motivados es muy poco probable que sean eliminados mediante castigo.
Conforme se alarga el tiempo entre el comportamiento y el refuerzo, aumenta la tendencia a perder la asociación entre dos eventos. De hecho, el perro podría iniciar un segundo comportamiento durante ese tiempo y asociarlo con el refuerzo o castigo del primero. El intervalo ideal está en 0,5 segundos.
Un perro que aprende a ladrar para atraer la atención, dejará de hacerlo gradualmente sino se le presta atención. Se produce una verdadera extinción.
Pero las conductas adquiridas de un modo traumático se resisten más a extinguirse.
Inteligencia y aprendizaje en el perro
Las razas de perro se han seleccionado para inteligencia y obediencia.
Aristóteles consideró al perro, al elefante y a algunos otros mamíferos en un nivel mental similar al de un niño. Sin embrago, Descartes consideró que las especies no humanas no tenían inteligencia. Otros autores, los clasifican inferiores a los primates pero superiores a los ungulados.
En el perro existen tres tipos: adaptativa, de trabajo u obediencia e instintiva.
La inteligencia adaptativa es la que se ve implicada en el aprendizaje para la resolución de problemas. En estos casos, la capacidad de aprendizaje se define como el número de experiencias necesarias para crear una memoria permanente.
La resolución de problemas es la capacidad para sobre ponerse a obstáculos empleando el conocimiento previo para crear soluciones a situaciones nuevas.
El segundo tipo de inteligencia propuesta para los perros es la inteligencia de trabajo u obediencia cuya definición es obvia.
La tercera es la inteligencia instintiva, consiste en aquellas capacidades determinadas genéticamente y predisposiciones conductuales que se conocen como instintos.
En los perros, la gran variedad de razas, la gran diversidad genética dentro de ellas hace que sea muy difícil medir la inteligencia. Las capacidades que hacen que un perro tenga gran habilidad para aprender algo puede ser el limitante para la a adaptabilidad a otras situaciones.
Por ello, las comparaciones son difíciles. Si una respuesta tiene que efectuarse mediante un rápido giro del tercio posterior o mediante un salto hacia atrás, lo caballos lo conseguirán con una puntuación alta, pero los loros, los perros y las serpientes en este caso no serían consideradas como inteligentes.
Cuando la respuesta es pulsar ante una señal sonora también sería elevada la puntuación de los caballos, pero los perros y los loros se podrían al mismo nivel.
Cuándo empezar a adiestrar en los perros
Los cachorros son capaces de aprender dentro de los primeros días de vida. Al 2-6º día de vida aprenden a diferenciar los estímulos eléctricos de los de un paño suave y confortable.
Los cachorros de 3-10 días responden ante condicionamiento adversivo durante el amamantamiento. (p.e. con quinina disuelta en leche o la dificultad para salir la leche, etc.). Los reflejos condicionados hacia luces, sonidos, estímulos olfativos, aparecen entre los 18 y los 21 días de edad.
El comienzo del aprendizaje estable empieza a en los cachorros a las 8-9 semanas, es el período más sensitivo. Las experiencias traumáticas no serán olvidadas y afectarán a su vida futura.
Las capacidades para el aprendizaje básico están desarrolladas a los tres meses de edad pero los patrones motores aún están dificultados, la atención es pobre y la excitabilidad emocional puede hacer que fallen los métodos tradicionales. Si a estas edades los cachorros son aislados se deteriora su capacidad de aprender nuevas conductas y disminuye la retención de las ya aprendidas. Un ambiente enriquecido proporciona un mejor desarrollo. A partir de los 4 meses la velocidad de formación de los reflejos condicionados empieza a disminuir, quizás porque lo aprendido con anterioridad interfiere en lo nuevo.
La obediencia no suele empezar a entrenarse hasta los 6 meses o más.
Los cachorros, antes de esa edad, son capaces de aprender lecciones cortas, pero las técnicas estándar están basadas en estas edades.
Test de selección de cachorros
La selección de un cachorro que van a formar parte de la familia es una decisión importante que suele responder al impulso del momento, en función de una atracción física y sin tener en cuenta el comportamiento o la personalidad. Pero un perro muy dominante puede hacerse con el control de la casa si el dueño no tiene mucho carácter, o por el contrario, un dueño muy dominante, puede no estar conforme con un perro muy tímido o temeroso.
Existen muchas normas para la elección del cachorro adecuado, dependiendo del destino que se le quiere dar (pero guía, perro de campo, obediencia, etc.)
La mayoría de los test se deben aplicar a perros de 5-7 semanas de edad. Los test más clásico suelen incluir pruebas de atracción social y seguimiento, resistencia a ser sujeto por la espalda o a ser presionado sobre el suelo.
Los resultados pueden predecir la personalidad y ayudar a prevenir una elección errónea, pero no existe una certeza en la correlación entre estas pruebas y la personalidad adulta.
Las pruebas deben ser diferentes para cada raza. En un posible perro guía, el valor más importante de predecir sobre su carácter adulto es la temerosidad cuya prueba se puede hacer a los tres meses de edad.

La seguridad de las pruebas se incrementa cuando aumentamos la edad de los test. El principal interés de estos test es tener un incidido del potencial futuro.
Fuente: Facultad de Veterinaria. Universidad de Córdoba.


Suerte !!!

Laughing
avatar
cocio
Usuari@ Veteran@
Usuari@ Veteran@

Mensajes : 12700
Localización : PALMA DE MALLORCA

Volver arriba Ir abajo

Re: Os presento a choco!

Mensaje  nipagando el Vie Feb 23, 2018 3:30 pm

se puede decir que lo he cojido casi con los dos meses, tambien es pequeño y lo sera creo, pude ver a la madre, a una Hermana de otra camada y la abuela de 9 años  jajaja y las pesamos y no pasaban de 9,8 la mas gordita, asique pienso que de mayor andara por el mismo peso segun dijo el muchacho, la verdad que el chico tiene un criadero y me explico muy bien todo, desde la comida, asta el tema de vacunas o sus propios cuidados, el cria bulldog frances, boxes y bull terier

nipagando
Recién Llegad@
Recién Llegad@

Mensajes : 20

Volver arriba Ir abajo

Re: Os presento a choco!

Mensaje  cocio el Sáb Feb 24, 2018 10:57 am

Sí, será pequeñita pero muy graciosa ... jajajaja, nosotros tenemos una que pesa 8 kg y ya es mayor, tiene casi 9 años pero como ya te comenté el tamaño es correcto si está sana.

Laughing
avatar
cocio
Usuari@ Veteran@
Usuari@ Veteran@

Mensajes : 12700
Localización : PALMA DE MALLORCA

Volver arriba Ir abajo

Re: Os presento a choco!

Mensaje  lucia.r.c el Dom Feb 25, 2018 9:40 am

Que bonito!!!! Yo cuando fui por el mio tambien vino con dos meses y pesaba 1.200kg, era el mas peque de la camada!! Ahora pesa 5.300 y tiene 4 meses y es un brutote!!!
avatar
lucia.r.c
Amante del Frenchie
Amante del Frenchie

Mensajes : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Os presento a choco!

Mensaje  nipagando el Miér Feb 28, 2018 8:52 pm

Choco ayer tuvo su primera vacuna y revisión y está todo muy bien, a cogido 300 gramos en una semana y cada día que pasa está más juguetón y revoltoso a la vez! Jejeje

nipagando
Recién Llegad@
Recién Llegad@

Mensajes : 20

Volver arriba Ir abajo

Re: Os presento a choco!

Mensaje  cocio el Jue Mar 01, 2018 10:35 am

Perfecto !!!

Laughing
avatar
cocio
Usuari@ Veteran@
Usuari@ Veteran@

Mensajes : 12700
Localización : PALMA DE MALLORCA

Volver arriba Ir abajo

Re: Os presento a choco!

Mensaje  nipagando el Dom Mar 25, 2018 1:57 pm

Choco sigue creciendo ya pesa 2,3kg y cada día que pasa están más bonito, porque la gente cuando le ve se para a decirle piropos,ya lo estamos sacando a La calle,  ya él me mes viene no comento el veterinario que podemos ponerle el chip y mandar la documentación para el pedigrí 
Os dejo una foto de ayer por la mañana 


nipagando
Recién Llegad@
Recién Llegad@

Mensajes : 20

Volver arriba Ir abajo

Re: Os presento a choco!

Mensaje  cocio el Lun Mar 26, 2018 9:29 am

Estupendo !! Me alegro de que todo vaya bien.

cheers
avatar
cocio
Usuari@ Veteran@
Usuari@ Veteran@

Mensajes : 12700
Localización : PALMA DE MALLORCA

Volver arriba Ir abajo

Re: Os presento a choco!

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.